2 de agosto de 2019 11:28

Video registra el destello del material  incandescente que expulsa el volcán Sangay, en la Amazonía

Las cámaras del ECU 911 registraron los destellos que genera el flujo piroclástico que arroja el volcán Sangay. Foto: Captura de pantalla

Las cámaras del ECU 911 registraron los destellos que genera el flujo piroclástico que arroja el volcán Sangay. Foto: Captura de pantalla

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La actividad eruptiva del volcán Sangay, ubicado en la provincia amazónica de Morona Santiago, es constante. La madrugada del jueves 1 de agosto del 2019, las cámaras de videovigilancia del ECU 911 registraron un hilo incandescente que se formó por la expulsión de material piroclástico, en un costado del coloso de 5 230 metros sobre el nivel del mar.

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IG) publicó el video en su cuenta de Twitter, en donde se observan los destellos de luz que generan los bloques incandescentes mientras caían a las 05:41 de la madrugada del jueves.

Las cámaras del ECU 911 registraron los destellos que genera el flujo piroclástico que arroja el volcán Sangay. Foto: Captura de pantalla


Las imágenes captaron la actividad eruptiva del Sangay durante un poco más de una hora, hasta las 06:49. En el video de cámara rápida se puede ver que tras la expulsión de los flujos piroclásticos, el volcán también arroja ceniza que se eleva en columnas, que posteriormente se dispersan por la fuerza del viento.

El último reporte informativo sobre el Sangay, publicado por el IG el pasado martes 30 de julio del 2019, señala que el coloso ha mantenido una expulsión de ceniza constante. De acuerdo con el documento, ese día la altura de la emisión sobrepasó los 1 700 metros sobre el nivel del cráter y con dirección oeste.

El Sangay es el último volcán al sur del Ecuador, su estado es activo y presenta constantes explosiones estrombolianas, columnas de ceniza, generación de flujos piroclásticos, flujos de lava y actividad fumarólica. Su última gran erupción fue en 1628, según el IG.

El monitoreo del coloso es constante con cámaras, satélites y reportes del Centro de Aviso de Ceniza Volcánica (VAAC, por sus siglas en inglés).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)