15 de junio de 2019 15:42

Venezolanos continúan llegando hasta el paso fronterizo para ingresar a Perú pese al requisito de visa humanitaria

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Jorge González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El requisito de un pasaporte y una visa humanitaria para ingresar al Perú no bajó la afluencia de migrantes en el Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf), en el departamento peruano de Tumbes. Continuaron llegando durante este 15 de junio del 2019 hasta el sitio para cruzar la frontera.

Hasta las 11:00 de este sábado, más de 2 700 personas habían llegado al Cebaf para pasar desde Ecuador a Perú. Durante el 14 de junio, último día para poder ingresar a Perú sin la nueva exigencia, cerca de 8 000 ciudadanos de Venezuela concretaron el cruce migratorio. De ellos, 4 000 pidieron refugio.

Desde la madrugada, varios ciudadanos se encontraron con una barrera militar. La frontera permaneció cerrada hasta cerca de las 03:00. Varios lloraron porque pensaron que se les habían cerrado las puertas.


No obstante, personal de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y de otras ONG les confirmaron que sí pasarían. Ello generó calma.

Se formaron tres filas rápidamente. Uno lo conformaron personas adultas en extrema vulnerabilidad, niños, adolescentes, mujeres embarazadas y adultos mayores.

La otra columna la formaron migrantes con familiares residentes en Perú, por lo que harían parte de una reagrupación. Ahí se les informó que ambos grupos ingresarían a Perú como parte de las excepciones que establece la nueva normativa. Esto lo confirmó horas después el canciller Néstor Popolizio, en declaraciones a una emisora en Lima.

La tercera columna, en cambio, estuvo compuesta por personas no vulnerables y sin familiares en territorio peruano.

En este último caso, se constató ya en la mañana y mediodía que quienes fueron inadmitidos para ingresar a Perú optaron por iniciar el trámite de la condición de refugiado para entrar al país.

Entre ellos estuvo Mario González, oriundo del Estado de Barinas. Él entró con carta andina y solicitó un refugio para poder pasar. A él le estamparon el número 1 689 en su brazo, turno para procesar el sellado de ingreso oficial a Perú.

Ciudadanos de Venezuela en la frontera sur, esperaron para ingresar a Perú. El Gobierno de ese país había anunciado que desde este sábado 15 de junio no se permitirá el paso de migrantes sin visa humanitaria. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Ciudadanos de Venezuela en la frontera sur, esperaron para ingresar a Perú. El Gobierno de ese país había anunciado que desde este sábado 15 de junio no se permitirá el paso de migrantes sin visa humanitaria. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO


Federico Agusti,
representante de Acnur en Perú, confirmó que el gobierno peruano tomó una medida para implementar visados humanitarios, con lo que "reconoce que hay una crisis humanitaria" en Venezuela.

Añadió que quienes continúan llegando sin visa y no califican para alguna de las excepciones que hace la normativa pueden acercarse a hacer la solicitud. Sin embargo, afirmó que se revisa caso a caso.

Luis Moreno, vocero de Migraciones Perú, indicó que tras la medida no se ha registrado inconvenientes. "Algunos (venezolanos) no cuentan con visa humanitaria, se les está dando el apoyo para que puedan acceder a la posibilidad de refugio todavía", contó.

El general Julio Angulo Florian, comandante de la Primera Brigada de Infantería, refirió además que a las 06:00 de este sábado se abrió el traslado de forma gratuita para migrantes en vehículos militares. Estos tenían capacidad para 40 personas por cada unidad de 20 toneladas. Los extranjeros fueron trasladados hasta Tumbes y desde ahí debían seguir el recorrido por su cuenta.

Cientos de migrantes de Venezuela esperan ingresar a Perú por el paso fronterizo de Tumbes, la mañana de este sábado 15 de junio del 2019. El Gobierno de ese país había anunciado que desde hoy no se permitirá el paso de migrantes sin visa y pasaporte. Fo

Una de las pasajeras, Martha Palma, oriunda de Yaracuy, refirió que este traslado les permitía ahorrar dinero y tenían mayor eficacia en su traslado. Desde Tumbes ella iba a viajar a Trujillo.

Mientras, en el lado ecuatoriano los migrantes continuaron llegando desde Rumichaca, puente fronterizo entre Ecuador y Colombia. La mayoría optó por cruzar rápidamente hacia Perú, pocos se quedaron. Las cabañas de asistencia que se colocaron en el Cebaf ubicado en territorio ecuatoriano lucieron vacías.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)