24 de agosto de 2019 00:00

Los venezolanos que llegan a Ecuador no tienen claras reglas de amnistía

Este Diario fue a un recorrido por pasos fronterizos. En Urbina (Carchi) hubo controles. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Este Diario fue a un recorrido por pasos fronterizos. En Urbina (Carchi) hubo controles. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el Puente Internacional de Rumichaca se respira un aire de incertidumbre. Las autoridades prevén que el flujo de migrantes venezolanos llegue a su punto más alto entre hoy y mañana. Esto, en la víspera de la entrada en vigencia de la visa humanitaria para acceder a territorio ecuatoriano, que regirá desde las 00:00 del lunes 26 de agosto.

Edin Moreno, gobernador de Carchi, se reunió ayer con funcionarios de Cancillería y de otras instituciones del Estado, para pasar revista al plan de contingencia y a los protocolos que se aplicarán para cumplir la medida migratoria.

Moreno sostuvo que se prevé que hoy ingresen unos 5 000 extranjeros a través de Rumichaca, en la frontera norte. La misma proyección se maneja para mañana.

Este viernes 23 de agosto del 2019, en los controles migratorios de frontera, los funcionarios del Ministerio de Gobierno repartieron a los ciudadanos venezolanos unas manillas celestes asignadas con un número de turno, para evitar la desorganización antes de acceder a las 18 ventanillas en donde se revisa que los migrantes tengan todos sus papeles en regla.

Cubiertos con cobijas para aplacar el frío de Tulcán (a 2 980 metros sobre el nivel del mar, los extranjeros apresuraron su viaje para poder pasar por el filtro sin necesidad de visa. Sin embargo, algunos venezolanos cruzan los controles con la esperanza de acogerse a la amnistía y a la regularización migratoria que impulsará el Gobierno de Ecuador desde octubre próximo.

Este viernes, migrantes venezolanos amanecieron haciendo fila en el puente de Rumichaca. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Este viernes, migrantes venezolanos amanecieron haciendo fila en el puente de Rumichaca. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Lilian Vera, por ejemplo, tiene 66 años y es oriunda de Maracay. Esta mujer venezolana contó que su intención es quedarse en Ecuador, pues su hija reside en el norte de Quito y le informó de las nuevas reglas migratorias. La adulta mayor dice que “espera poder regularizarse”, y no tiene claro que al programa gubernamental de regularización solo podrán acogerse los venezolanos que llegaron a Ecuador hasta el 26 de julio pasado. Dice que está segura de que será favorecida con la regularización.

Yuri Zabala también arribó este viernes a Rumichaca. Lo hizo acompañada de otros familiares. La extranjera tiene la intención de establecerse en Quito, pues su esposo reside hace dos años en la capital. “Estoy entrando legal con pasaporte. No conozco nada más”, indicó.

El 16 de agosto pasado, funcionarios del Ministerio de Gobierno se reunieron con representantes de la Policía, Ejército y de la alcaldía de Ipiales, ciudad fronteriza de Colombia. En la cita se difundieron las acciones planificadas para la vigencia del Decreto 826, que estableció los dos tipos de visado humanitario para venezolanos.


Las autoridades de ambos países se comprometieron a resguardar sus pasos fronterizos, aunque funcionarios de Colombia cuestionaron el Decreto suscrito por el Ejecutivo de Ecuador.

Entre los representantes de organismos internacionales, como la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) existe la preocupación de que grupos vulnerables como menores de edad, personas con discapacidad y adultos mayores, que están rumbo a Ecuador, no pueda cumplir con el requisito de la visa, aunque su intención sea trasladarse a otros países como Perú o Chile.

Desde la Defensoría del Pueblo y Cooperación Internacional se plantea la adopción de excepciones a la exigencia de visado para esos grupos prioritarios, que solo estén de tránsito por Ecuador.

Ese es el caso de Antonio Martínez, quien adelantó su viaje para poder cruzar territorio ecuatoriano sin visa, con la idea de llegar hasta Perú, donde lo esperan otros familiares. El extranjero viaja junto a Jefferson, su hijo de dos años. Gloria Sánchez está en un caso similar, pues salió de Venezuela con su hija de 17 años, quien actualmente está en estado de gestación. Ambas se enrumbaron hacia el sur del país, para cruzar a Tumbes.

Pasos no autorizados

Las autoridades ecuatorianas han identificado que muchos extranjeros reportan que se les extraviaron sus documentos, sean cédulas o pasaportes, en el trayecto de Colombia a Ecuador. Y se quejan de la imposibilidad de conseguirlos en sus consulados.

Por ello, no descartan que desde el lunes algunos extranjeros intenten cruzar a Ecuador a través de senderos no autorizados. Fernando Vaca, coronel de Policía de Tulcán, reconoció que a lo largo de la línea de frontera existen “más de 100 pasos irregulares”.

Sin embargo, adelantó que a partir del lunes se reforzará el control en 26 pasos clandestinos que han identificado las autoridades. En caso de que los extranjeros intenten cruzar por estos pertrechos, se les impedirá el paso y se les recomendará tramitar su visa humanitaria en los consulados ecuatorianos de Caracas, Bogotá y Lima. El uniformado explicó que no serán detenidos.

Algunos de estos pasos irregulares se encuentran a menos de diez kilómetros del Puente de Rumichaca, en la parroquia Urbina. En ese punto existe un destacamento de la Aduana. El personal que labora en el sector refiere que sí han observado a migrantes venezolanos cruzar a Ecuador por la zona conocida como La Pintada. Este camino circunvala el control sur de acceso a Tulcán y desemboca a la altura de Julio Andrade.

Según Vaca, actualmente existen 846 efectivos de la Policía en Carchi, quienes están activos como parte del Plan de Contingencia. Adelantó que para controlar las visas y evitar contratiempos, se trabajará en coordinación con las Fuerzas Armadas, y también con autoridades de Colombia.

En contexto

Entre el 27 de julio y el pasado martes llegaron 53 835 venezolanos que no alcanzarán a la regularización prometida por el Gobierno. Se prevé que hasta el lunes, cuando se exigirá visa a los ciudadanos de ese país, la cifra llegue a al menos unos 70 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)