Ministro de Defensa: ‘Necesitamos estrategia regiona…
Nuevo espacio en el relleno de El Inga durará hasta …
Los teatros sacan sus obras al aire libre en Guayaqu…
Alumnos están interesados en una modalidad híbrida
Seguros Sucre deberá cubrir siniestros de pólizas vi…
Coyoteros apuntan a ciudadanos venezolanos desde Ecuador
Texas permitirá el libre porte de pistolas sin neces…
Copias de cédulas, certificado de votación u otros d…

Vendedores de mercados y centros comerciales del ahorro protestaron en el Centro de Quito

Los manifestantes, en plena lluvia, se quedaron hasta que una delegación subió al despacho del alcalde Mauricio Rodas. Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

Los manifestantes, en plena lluvia, se quedaron hasta que una delegación subió al despacho del alcalde Mauricio Rodas. Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

Los manifestantes, en plena lluvia, se quedaron hasta que una delegación subió al despacho del alcalde Mauricio Rodas. Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

Los vendedores de mercados y centros comerciales del ahorro salieron a protestar la mañana de este miércoles, 28 de junio del 2017. Decenas de comerciantes llegaron hasta la calle Venezuela, en los bajos del Municipio de Quito.

Más seguridad, no a la venta de droga y a los vendedores informales. Esos fueron los pedidos de los manifestantes. Llegaron con pancartas y hasta con banda de pueblo para pedir que sus proclamas se cumplan. Estuvieron representantes de los mercados Central y San Roque, y de los centros comerciales populares (BBB) de Chiriyacu y El Tejar, entre otros.

Elena Andrade, vendedora del Central, contó que sus compañeros, 180 en total, salieron por segunda ocasión. “En el establecimiento están rodeados por todos los males”, aseguró y quieren un cambio “porque cada uno de estos ahuyenta a la clientela”.

Byron López, de la sección muebles de San Roque, sumó un pedido: que se mejore la movilidad. Aseguró que los cierres por las obras del Metro (en la cercana 24 de Mayo) complican la llegada de los clientes y baja la venta.

Los manifestantes, en plena lluvia, se quedaron hasta que una delegación subió al despacho del alcalde Mauricio Rodas.