28 de September de 2009 00:00

Los vecinos de tres parques se quejan por la inseguridad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El principal problema que afrontan las personas que viven alrededor de los  parques  Inglés, de La Concepción y de La Mujer es la inseguridad en las noches.

Si bien en las mañanas de los fines de semana se puede observar a varias personas haciendo deporte en el Parque Inglés (San Carlos), muchas  esperan a que el día se aclare para salir. Ese es el caso de Yolanda Serrano, quien vive en la calle Hernán Cortez,  desde hace 10 años.
 
Serrano cuenta que el sector es tranquilo en el día, pero que cuando llega la noche es peligroso circular solo por el lugar. Para ella, el mayor problema es la falta de iluminación que tiene el parque. La vecina cree que  no hay los suficientes postes para ver el interior del lugar.

La moradora sale de su casa en las mañanas para trotar y asegura que debe a hacerlo a partir de las 06:00. “Mientras el día no aclara es mejor no salir. Se escucha sobre asaltos a personas que transitan por el lugar antes de esa hora”. Además, dice que cerca del sitio hay una Unidad de Policía Comunitaria, pero que los delincuentes esperan que se realicen las rondas para salir.

Lo mismo ocurre en el parque de La Concepción, en el norte de la ciudad. Allí, los moradores se quejan de la inseguridad y del descuido del espacio verde.

Cinthia Pacheco reside en el barrio desde hace 12 años. Ella señala que antes el sitio era más seguro. Sin embargo, destaca que una de las cosas que ha incrementado el índice de delincuencia en el lugar es la apertura de hostales.

El parque -dice Pacheco- está rodeado de hostales y eso acarrea que  todo el tiempo esté lleno de personas ajenas. Según ella, esa también es la razón por la que el lugar está descuidado y se llena de personas que solo van a beber dentro de él. “Esas personas botan basura y nadie se hace cargo de la limpieza”.

La mujer afirma que el párroco de la iglesia, que se ubica frente al parque, ya ha recolectado firmas  para que las autoridades clausuren esos establecimientos. Pero también dice que hasta ahora no reciben una respuesta positiva.
 
El panorama es un poco distinto en el Parque de la Mujer, en la av.  Mariana de Jesús. El lugar está cercado por una malla metálica  que impide el paso de las personas fuera del horario de atención, que es de 06:00 a 19:00.

La Granja es el barrio que se ubica al frente del área de recreación. En la calle Martín de Utreras reside Carlos Parreño. Él asegura que aunque el sector es  un poco oscuro no es peligroso. Parreño vive en el sitio hace dos años, pero afirma que desde que llegó al barrio no ha escuchado sobre asaltos en la noche.
 
Él sale con su familia casi todos los fines de semana a distraerse en el lugar. “Hay ocasiones en las que salimos a hacer un picnic y nos quedamos toda la tarde haciendo deporte”.
 
Esa opinión la comparte  María Augusta Guillén. Ella dice que a veces se realizan campeonatos de básquet en las canchas del parque. Adicionalmente, asegura que como es un sitio cerrado tiene sus propios cuidadores y hay personas que realizan la limpieza. “No tenemos problemas con eso. El parque siempre está limpio”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)