1 de septiembre de 2018 13:03

Los vecinos de la González Suárez adoptaron un árbol del parterre central

Moradores del sector de la González Suárez, en el norte de Quito, se organizaron para cuidar el arbolado urbano de su barrio. Foto: Daniel Romero / EL COMERCIO

Moradores del sector de la González Suárez, en el norte de Quito, se organizaron para cuidar el arbolado urbano de su barrio. Foto: Daniel Romero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Daniel Romero
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un grupo de moradores del sector de la González Suárez, en el norte de Quito, se organizaron para cuidar el arbolado urbano de su barrio. La mañana de hoy, sábado 1 de septiembre del 2018, cerca de 30 personas asumieron la responsabilidad de cuidar, al menos por tres años, uno de los árboles plantados por el Municipio de Quito.

María Pérez, de Somos Barrio del sector de la González Suárez, contó que la iniciativa surgió después de que le Municipio de Quito anunciara el retiro de árboles, en julio pasado. Dicha decisión, impulsada por el Cabildo, respondía, sobre todo, a que ya eran árboles que corrían el riesgo de caer.

Después de una socialización, los vecinos decidieron ser parte del proceso de reforestación y ellos mismos buscaron los sitios en donde se podrían plantar especies nativas.

En total, 94 árboles fueron plantados a lo largo de la calle González y, según Pérez, solo restan tres por tener un padrino. Quienes adoptaron un árbol, dijo Pérez, se comprometen a cuidarlos por al menos tres años.

Los padrinos serán los encargados de regarlos, limpiar el espacio en donde están plantados y reportar al Municipio si hay algún tipo de daño. Las especies al cuidado de los moradores son 47 arrayanes, 40 cholanes y 7 calistemos.

Antes de la entrega formal a cada vecino, un experto explicó lo que debe tomar en cuenta la persona que se hará cargo. Por ejemplo: la posición que debe mantener para crecer y el limpiar el espacio asignado.

Verónica Arias, secretaria de Ambiente del Municipio, dijo que estas iniciativas son las que permiten que los árboles tengan ciclos de vida más largos. “El objetivo es vincular a los moradores después de la siembra que hace el Municipio”, dijo.

En Quito, desde el inicio de la actual administración municipal, 1 200 000 árboles han sido sembrados en la ciudad, según los datos de la Secretaría de Ambiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)