11 de September de 2009 00:00

Varias provincias fueron las afectadas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Alrededor de 1 500 hectáreas de bosques, chaparros y pajonales se destruyeron como producto de los incendios forestales que afectaron a diversas zonas de la  Sierra.

Según el Ministerio del Ambiente (MAE), estos incendios también afectaron a áreas protegidas como el Pululahua con 20 hectáreas afectadas, y Cayambe-Coca, con cerca de 12 ha.

Carlos Villón, subsecretario de Calidad Ambiental del MAE, aseguró que todos estos incendios fueron provocados  voluntaria o involuntariamente por la acción humana.  De allí que el funcionario señaló que Ambiente tiene previsto un plan de acción en busca de evitar este tipo de acciones.

Dentro de esta plan se  hará un mapeo de los sitios afectados para focalizar una intervención. Esta consistirá en la sensibilización de la gente, a través de mensajes en los medios de comunicación.
 
Asimismo, se realizarán talleres de concienciación. En Imbabura, por ejemplo, ya se realizó uno entre el 17 y el 22 agosto. Allí se enseñó a la gente sobre cómo prevenir los incendios, pero también la tala ilegal de bosques y la movilización de animales silvestres.
Además , se crearán  brigadas comunitarias antifuego. “En Otavalo, por ejemplo, han funcionado bien identificando un potencial incendio forestal y luego ayudando en las tareas de sofocamiento. Allá en un incendio reciente  fue necesario movilizar a más de 300 personas entre bomberos, elementos de la Defensa Civil y Ejército, pero sobre todo miembros de las comunidades”.

Villón indicó que también  se analiza la posibilidad de crear una forma de sanción al infractor. Pero descartó una  declaratoria de  emergencia en Pichincha e Imbabura, donde se reportó la mayor cantidad de incendios.

El Ministerio del Ambiente   tiene previsto entregar equipos básicos a las comunidades, sobre todo en las afueras de la ciudad. Incluirá matafuegos, palas y picos.
   
Al mismo tiempo, impulsará tareas de reforestación con plantas nativas en los sitios afectados, en caso de que sea imposible una recuperación natural. “La mayoría de incendios ocurrió en zonas secas. Por la ausencia de lluvias y la alta luminosidad de estos días se vuelven   vulnerables”.
 
Para estas tareas, el MAE con la ayuda de cooperantes destinará USD 25 000, aunque Villón reconoció que “solo para Pichincha se necesitarían   USD 300 000”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)