17 de noviembre del 2020 21:04

Los ocho vagones del ferrocarril de Riobamba están con destino a Chimbacalle, en Quito, según el liquidador de la empresa

Estación de tren de Lasso, en Latacunga. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Ocho vagones del tren no se encuentran en la estación de Lasso, en el norte de Latacunga. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Fabián Maisanche y Cristina Márquez

Ocho vagones del tren, que antaño se utilizaban para transportar cargas pesadas, ya no se encuentran en Lasso, en el norte de Latacunga.

Ferrocarriles del Ecuador Empresa Pública, en liquidación, informó -en un comunicado de la noche del lunes 16 de noviembre del 2020- que los vagones se encontraban en Lasso, con destino a Quito.
Sin embargo, en esa población nadie sabe nada de los vagones.

José Pinoargoti, liquidador de la empresa pública, confirmó la tarde de este martes 17 de noviembre que estos bienes son trasladados desde los talleres de Ferrocarriles del Ecuador en Riobamba hasta los talleres de Chiriyacu, en Quito, para ser evaluados por técnicos del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y para recibir mantenimiento.

Confirmó que el proceso de traslado se inició el viernes 13 de noviembre. Él no precisó en qué sitio se encuentran los vagones, pero detalló que ya no se encuentran en la población de Lasso, en Latacunga, como se indicó previamente en un comunicado de la empresa.

Los vecinos de los negocios cercanos a la estación del tren de Lasso dicen que no han visto ningún vagón desde el 2019. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los vecinos de los negocios cercanos a la estación del tren de Lasso dicen que no han visto ningún vagón desde el 2019. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO


“El tema es manejado con mucho cuidado porque hay personas que se oponen al cierre de la empresa. Los vagones no son considerados patrimoniales, no han sido parte de las operaciones y ahora van a recibir mantenimiento”, aseguró Pinoargoti.

En Lasso, los vecinos de los negocios cercanos a la estación del tren dicen que no han visto ningún vagón desde el 2019. La infraestructura ferroviaria luce abandonada y no hay guardias.

Daniel Villacrés tiene una ferretería al frente de la estación. El joven contó que en este sector no hay bodegas o talleres para arreglar el tren.

“Hace varios meses pasaba el tren crucero, pero no hacía parada en la estación", contó Villacrés. Las estaciones de Latacunga y Salcedo también aparecen abandonadas

Según el liquidador Pinoargoti, la decisión de trasladar los vagones desde Riobamba se debió a que estaban oxidados, deteriorándose y a que fueron vandalizados con grafitis. Esto sucedió por la poca seguridad que tienen las infraestructuras ferroviarias.

Los vagones, que fueron adquiridos entre 1972 y 1979, permanecían a la intemperie en el interior de los antiguos talleres del tren, en el norte de Riobamba. Ese sitio ahora está abandonado, las puertas están cerradas con cadenas y candados, y no se ve ningún movimiento.

Pinoargoti indicó también que en los informes sobre el estado de los vagones emitidos en el 2002, 2011 y 2018 se indica que están en “pésimo” estado y que deben darse de baja.

El INPC, en un comunicado, señaló que aún está en curso un análisis para determinar el valor patrimonial de los bienes que le pertenecen a Ferrocarriles del Ecuador y que tras ese proceso se determinará qué objetos deben conservarse.

En su exhorto, publicado esta tarde del martes, la entidad recalca que la red ferroviaria fue declarada como patrimonio cultural de la nación.

“Desde que se anunció la eliminación de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador, en mayo de 2020, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural ha seguido de cerca la situación de los bienes patrimoniales (…) Técnicos especialistas se encuentran realizando paulatinamente la revisión in situ de los elementos a fin de verificar su valor patrimonial y emitir las observaciones, sugerencias y recomendaciones correspondientes para su protección”, señala el comunicado.

En septiembre pasado esa entidad ya entregó un primer informe de análisis de riesgos donde solicitaron a la empresa atender las recomendaciones técnicas para proteger y conservar los bienes patrimoniales en custodia de la empresa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)