20 de marzo de 2020 21:41

17 universidades piden que estudiantes dejen los hospitales y sirvan en telemedicina, en emergencia covid-19

Imagen referencial. Universidades solicitaron al Ministerio de Salud Pública que sus estudiantes no estén expuestos al covid-19. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. Universidades solicitaron al Ministerio de Salud Pública que sus estudiantes no estén expuestos al covid-19. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los rectores de 17 universidades del país están preocupados por la situación de los internos rotativos, que son estudiantes de último año de carreras médicas y de enfermería, en medio de la emergencia provocada por el covid-19. La tarde de este viernes 20 de marzo del 2020 le hicieron llegar una carta a la ministra de Salud, Catalina Andramuño.

En la misiva le recuerdan que esos chicos son estudiantes en formación, que cursan su último año de la carrera, con aprendizaje en servicio, docente-asistencial, bajo supervisión. "No son médicos ni enfermeras y su aporte efectivo ante la crisis sanitaria en escenarios hospitalarios es muy limitado". Por eso proponen que se los reubique en áreas en donde puedan prestar un servicio sin ponerse en riesgo, ya que no cuentan con insumos de protección.

Además, le dicen que consumen recursos de los hospitales, mascarillas, batas hospitalarias y otros equipos de bioseguridad que, en un sistema de salud tan frágil, deben ser reservados a médicos formados. Les inquieta que al ser todavía estudiantes, no cuentan con la experiencia suficiente para evitar y prevenir el contagio a sí mismos o a otros profesionales de la salud.

Citan estudios de países industrializados, que reportan hasta 26 % de contagio en profesionales de la salud. Por lo que allá no permiten que estudiantes de la salud estén expuestos a casos sospechosos de covid-19, ni confirmados.

Esta mañana, la ministra Andramuño informó 24 profesionales de la salud han resultado infectados con esta cepa, que en el país ya registra un total de 426 contagiados. Incluso ella tuvo que realizarse la prueba, pues una de sus colaboradoras cercanas dio positivo para el virus. El primer caso en Ecuador se dio a conocer el 29 de febrero, hace 20 días.

"No se trata de mala voluntad sino de una situación que nos sobrepasa. Desde la Academia queremos apoyar en otros escenarios, por eso le planteamos una propuesta a la Ministra de Salud", afirmó Fernando Ponce, rector de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), consultado por EL COMERCIO.

Contó que han calculado que proveer a sus estudiantes de implementos de protección, para no infectarse con este coronavirus, para una sola guardia, les costaría más de USD 6 000. Tienen 138 internos rotativos y les hicieron llegar implementos para un solo uso, por lo que invirtieron alrededor de USD 6 000, sin contar con guantes que tenían en bodega.

En la carta, los rectores universitarios señalan que entre los derechos de los estudiantes, de los cuales las instituciones de educación superior son responsables directas, está el de que se garantice, en el marco de su autonomía responsable, el derecho a la integridad física. "Este derecho es responsabilidad directa de las universidades como garantes; y junto al Estado, debemos cumplirlo ineludiblemente en el marco de las prácticas preprofesionales de carreras y especializaciones médicas".

Por ello, en el marco de la emergencia sanitaria -dicen los 17 rectores- se debe garantizar un servicio de salud de calidad, acorde al artículo 32 de la Constitución, que incluya todos los insumos existentes, planes de bioseguridad y mecanismos de talento humano que protejan los derechos y garanticen el bienestar de quienes se encuentran en primera línea de atención a los ciudadanos.

"Esto ineludiblemente, implica que el Estado debe usar todos los medios posibles para que los profesionales de la salud y los estudiantes de carreras y especialidades médicas sean proveídos de mecanismos y medidas apropiadas para que su propia salud pueda ser ejercida a plenitud, tanto en lo relativo al acceso a recursos, como en contar con condiciones adecuadas de trabajo, de tal forma que se cumpla con el artículo cinco C de la LOES".

¿Qué proponen los 17 rectores? Que los estudiantes internos rotativos y de enfermería se sumen al Centro de Atención Telefónica, en el equipo de telemedicina, o línea 171, realizando un triaje telefónico de la población que solicita el servicio. Las universidades seguirán apoyando activamente en la emergencia sanitaria con sus profesionales médicos de posgrado, para los que solicitan todas las medidas de bioseguridad, para el mejor cumplimiento de sus funciones. También ofrecen sus laboratorios de diagnóstico.

Los rectores dicen estar listos para que los estudiantes instalar la plataforma de teleconsulta médica -telemedicina en sus instituciones, como espacio de atención primaria para triaje virtual de posibles infectados con covid-19.

El rector de la PUCE, Fernando Ponce señaló también que su universidad realiza gestiones con donantes de la sociedad civil, para una importación urgente de material de bioseguridad, para el personal médico del país. "Es pronto para saber qué lograremos, pero sabemos que hay donantes y buena voluntad, así como apertura del Estado".

La carta está firmada por los rectores de la Universidad San Francisco de Quito, Universidad Regional Autónoma de los Andes, U. Estatal de Milagro, U. Católica de Cuenca, U. Técnica de Ambato, U. de Las Américas, U. Politécnica Salesiana, U. Espíritu Santo, U. Técnica del Norte, U. Técnica de Babahoyo, U. Católica Santiago de Guayaquil, U. Laica Eloy Alfaro de Manabí, U. Nacional de Chimborazo, U. de Cuenca, UTE, U. Técnica Particular de Loja y la PUCE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)