5 de mayo de 2020 18:07

Universidad Central suspende matrículas por el recorte de presupuesto

Estudiantes universitarios se congregaron en la Plaza Indoamérica de la Universidad Central del Ecuador para protestar por el recorte presupuestario a la universidades en Ecuador. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Estudiantes universitarios se congregaron en la Plaza Indoamérica de la Universidad Central del Ecuador para protestar por el recorte presupuestario a la universidades en Ecuador. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 24
Triste 6
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 5
Yadira Trujillo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Universidad Central del Ecuador (UCE) tomó la decisión de suspender el período de matrículas ordinarias para el primer semestre del 2020, que estaba previsto desde el 7 de mayo del 2020.

La decisión se tomó tras una sesión extraordinaria del Consejo Universitario, máximo organismo de la institución de educación superior, realizada este martes 5 de mayo del 2020.

Erick Barba, vicepresidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador de la Central, confirmó que en dicha reunión, a la que fue convocado, se estableció que mientras el Gobierno no revea la decisión del recorte de más de USD 11 millones a esa institución, esta no podría estar lista para iniciar con el proceso de matrículas.


En la sesión del Consejo –detalló el representante estudiantil– se determinó que la universidad no podrá garantizar el pago de alrededor de 500 profesores y técnicos docentes que trabajan bajo contrato.

Barba explicó que eso generaría un desfase en la planificación de cada carrera. “Habrá materias y paralelos subidos en el sistema para las matrículas, pero sin profesor, lo que significa que ese paralelo estaría eliminado”.

En total, el recorte dirigido a 32 universidades del país es de USD 98 millones. Este se dio en la partida 51, que corresponde al salario del personal universitario. Autoridades universitarias han manifestado que la reducción se dio de manera inconsulta y fue identificada por el personal financiero de cada institución.

El representante estudiantil Barba señaló que esto podría impedir el funcionamiento de carreras del área de salud. En la sesión de Consejo –detalló– se determinó que un alto número de docentes contratados están en medicina.

“Los especialistas en ciertas áreas de la medicina dan clases a tiempo parcial porque se dedican a sus propias clínicas y a la atención en hospitales. No se dedican 100% a la cátedra, pero eso genera un alto numero de contratados”.

Para el viernes 8 de mayo, dijo Barba, se convocará a una nueva sesión extraordinaria del Consejo Universitario para realizar un estudio más pormenorizado de la afectación económica del recorte y para “analizar la posibilidad de que la universidad logre mover otras partidas presupuestarias para ver de qué forma garantizar que los docentes contratados no salgan, ni se descuadre toda la planificación para que la Central no deba cerrarse. Pero el principal pedido es que no se haga el recorte”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (4)