1 de abril de 2021 23:06

Cinco países de UE recibirán un extra de vacunas para acelerar sus campañas

Una enfermera sostiene una jeringa con una dosis de la vacuna contra la covid-19. Foto: EFE

Una enfermera sostiene una jeringa con una dosis de la vacuna contra la covid-19. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

Bulgaria, Croacia, Estonia, Letonia y Eslovaquia obtendrán una proporción superior de los 10 millones de vacunas que la Unión Europea recibirá por adelantado de Pfizer para compensar por los retrasos que han afrontado en sus campañas de vacunación tras haber apostado por la vacuna de AstraZeneca, que no ha cumplido con el calendario de entregas esperado.

Diecinueve Estados miembros, entre ellos España, acordaron ceder a estos cinco países una fracción de la parte proporcional que les hubiera correspondido de estos 10 millones de vacunas, mientras que Austria, la República Checa y Eslovenia decidieron no compartir su asignación.

Esto significa que, por ejemplo, a España le hubiera correspondido recibir exactamente 1.057.166 de estos 10 millones que ha adelantado Pfizer -debido a que su población supone alrededor de un 10 % de la población europea-, pero ha optado por ceder un tercio para que Bulgaria, Croacia, Estonia, Letonia y Eslovaquia puedan acelerar sus campañas de vacunación y no se queden a la zaga por no contar con suficientes dosis de AstraZeneca.
De este modo, España recibirá 740.016 dosis de los 10 millones que ha adelantado Pfizer, según un documento en el que se fijan las cantidades exactas que recibirán cada uno de los Veintisiete y al que tuvo acceso.

Gracias al gesto de generosidad de España y otros dieciocho países, Bulgaria, Croacia, Estonia, Letonia y Eslovaquia, recibirán, además de su parte proporcional por población de los 10 millones totales, 2,85 millones adicionales que solo se tendrán que repartir entre ellos.

La compra conjunta de vacunas que efectúa la Comisión Europea implica que cada país tiene un acceso a estos fármacos proporcional a su población, pero los Estados podían elegir dar prioridad a ciertas vacunas antes de saber cómo iba a desarrollarse su distribución.

Bulgaria, por ejemplo, apostó por AstraZeneca y no por Pfizer-BioNTech porque su logística era más fácil y ha tenido que sufrir y afrontar los recortes y retrasos en las entregas de la primera.

La presidencia portuguesa del Consejo, que elaboró la propuesta de reparto, explicó en un comunicado que se trata de una solución "extraordinaria" que permite "una expresión significativa de la solidaridad a través de la distribución de casi tres millones de vacunas a los Estados miembros que más lo necesitan".

"Celebro el acuerdo alcanzado hoy sobre el reparto solidario de vacunas entre los Estados miembros de la UE, que permite vacunar al menos al 45 % de la población de cada uno de ellos para finales de junio. Ahora debemos acelerar la vacunación y poner en marcha una recuperación justa, ecológica y digital", tuiteó el primer ministro portugués, Antnio Costa.

Austria había sido uno de los países que inicialmente había abogado por dicha solidaridad, pero se desmarcó del acuerdo final cuando quedó en evidencia que no era uno de los países que más necesita un extra de vacunas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)