12 de August de 2009 00:00

Unasur y crisis regional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Editorial Diario El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El reciente encuentro de los gobernantes de los países que integran la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en Quito, a propósito de la toma de posesión del Jefe de Estado ecuatoriano como presidente del organismo, fue el escenario donde los mandatarios asistentes iniciaron un debate de crucial importancia para la región: los posibles efectos en el continente sobre el uso de siete bases militares en territorio colombiano por parte de Estados Unidos

La reunión -a la que no asistió el presidente colombiano Àlvaro Uribe y en la que se lamentó la imprevista ausencia del peruano Alan García- claramente mostró dos tendencias dentro del bloque: una, compuesta por el mandatario venezolano Hugo Chávez y los representantes de los países miembros de la Alba; otra, liderada por el presidente brasileño Lula da Silva, a la que se sumaron gobernantes de tendencias ideológicas moderadas.

La actitud de unos y otros evidenció que a la naciente Unasur aún le falta mucho para constituirse en un organismo en el cual los líderes de los países miembros tengan la capacidad y el derecho de discrepar respetuosa pero frontalmente, y en igualdad de condiciones, sobre las grandes preocupaciones geopolíticas. La próxima reunión en Buenos Aires, donde se pedirán explicaciones sobre el uso de las bases, será un buen termómetro.

En circunstancias tan delicadas como la que se viven ahora, los mandatarios tienen la obligación de manejar tesis y puntos de vista honestos y firmes pero serenos, equilibrados y justos. Les cabe la responsabilidad de medir cada declaración y cada concepto de manera que el resultado de sus debates y deliberaciones no vaya a encender innecesarias beligerancias y conflictos sino, por el contrario, sirva para recuperar la confianza mutua sin subestimar las tesis contrarias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)