5 de August de 2009 00:00

Unasur busca fortalecerse en el encuentro de Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política
politica@elcomercio.com

A cinco días de que celebre el Bicentenario y que el Ecuador asuma la Presidencia pro témpore de la  Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el canciller Fander Falconí hizo las veces de profesor la mañana de ayer. Con ese estilo,  explicó a los periodistas    los desafíos que tiene  asumir el cargo. 
 


Los entretelones
Cancillería  anunció  que 14 mandatarios asistirán a la posesión presidencial. El derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, también está invitado. Además, se espera la respuesta de Cuba para conocer si  Raúl Castro asistirá al evento.
Respecto a Honduras,  el Canciller ecuatoriano añadió que “en el Ecuador no se reconoce a otro  gobierno que no sea el de Manuel Zelaya. Por eso esperamos que asista”.
Nicholas Liverpool,  presidente de Dominica, aún no confirma su asistencia para el 10 de agosto. Tampoco lo han  hecho el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ni el mandatario de Surinam, Ronald Venetiaan.
Asimismo, el  Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón,  confirmó que vendrá a la posesión presidencial. También se espera que lo haga el Primer Ministro de Antigua y Barbuda,  Baldwin Spencer, y el de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.


Frente a las cámaras de televisión,   Falconí explicó con una decena de diapositivas qué es la Unasur, cuándo se conformó, quiénes la integran, qué objetivos tiene y cómo se cumplirán a mediano y largo plazo. Luego de la reseña histórica, el Canciller dijo que lo que se viene para Ecuador “es un compromiso serio”.

En voz alta y de pie, leyó el principal propósito de la organización: “Construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración en lo cultural, social, económico y político entre sus integrantes, utilizando el diálogo político, las políticas sociales y  la educación.

También,  la energía,  la infraestructura, la financiación y el   ambiente para eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social, la participación ciudadana y fortalecer la democracia”.

Después, comentó con los medios de comunicación  las novedades en  el 10 de agosto. Además del traspaso de la Presidencia de este organismo, de Bachelet a Correa, se  crearán cuatro nuevos consejos. Hasta ahora había  tres:     Defensa, Energético y Salud.

La propuesta, que será suscrita el lunes  por los 12 países que integran el organismo, contempla la creación de los consejos de Desarrollo Social; Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología; Infraestructura y Planeamiento, y de Lucha Antinarcóticos.

Este último trabajará en la cooperación militar entre las naciones miembros, pero solamente en acciones humanitarias. También se fortalecerá  una red para intercambiar información sobre mecanismos de defensa.

Aunque  los mandatarios no se reunirán durante su visita a Quito para definir el trabajo y la coordinación de estos consejos, la reunión previa de cancilleres, que se realizará el fin de semana, servirá para analizar algunos aspectos.
 
Falconí tiene fe en que la Unasur traiga beneficios para el Ecuador, y su entusiasmo se percibe en un cálido tono de voz.
 
“Claro que favorece al Ecuador, más aún al asumir la Presidencia. Incluso, la resolución de controversias será más sencilla. No habrá necesidad de ir a Washington para solucionar conflictos”, dijo cuando un periodista le preguntó sobre el centro de arbitraje alternativo al Ciadi que se creará.

Marco Romero, director de Estudios Sociales y Globales de la U. Andina, tiene similares expectativas. Aunque  cree que la Unasur responde a una tendencia mundial de regionalización, sostiene que es necesario que Ecuador, durante su presidencia, continúe con el trabajo iniciado por  Bachelet. “En la región se pueden recalentar  los viejos temas geopolíticos, y la Unasur debe estar lista para responder ante ellos”. 
 


3 consejos
existen actualmente en la Unasur: el de Defensa, el de Salud y el
Energético.

En la rueda de prensa, el embajador Emilio Izquierdo explicó que el 10 de agosto, en la Sala Capitular de San Agustín, los mandatarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile,  Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela suscribirán una declaratoria  previamente  aprobada. Las autoridades de Colombia no asistirán por los problemas diplomáticos   con  Ecuador.

Romero cree que la ausencia de Colombia y de su presidente Álvaro Uribe es   “evidente y obvia”, pero que eso no debe afectar al trabajo de la Unasur. “Son más los elementos que nos unen que los que nos separan. Temas como la seguridad regional, al cambio climático... son más importantes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)