22 de noviembre de 2019 17:14

2 500 hectárea se integrarán a la tecnificación del riego en Tungurahua

El proyecto es impulsado por el gobierno de Alemania y la prefectura de Tungurahua. Foto: EL COMERCIO

El proyecto es impulsado por el gobierno de Alemania y la prefectura de Tungurahua. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Modesto Moreta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al menos 2 500 nuevas hectáreas agrícolas se sumarán a las 4 500 que cuentan con el sistema de riego tecnificado en la provincia de Tungurahua.

Esta segunda etapa será financiada con un crédito por 19 millones de euros aprobados por el Banco de Desarrollo Alemán (KWF).

La suscripción del convenio se realizó este viernes 22 de noviembre del 2019, en el auditorio del Consejo Provincial de Tungurahua. 3 200 familias de los canales de riego Ambato-Huachi-Pelileo y Mocha-Huachi y del cantón Patate serán los beneficiados con el riego por aspersión y el micro goteo en esta fase del proyecto denominado Desarrollo de Aguas y Cuencas de Tungurahua.

El plan es impulsado por la Prefectura desde el 2009. En la primera fase se instaló una red hidrometeorológica en la provincia, se hizo el revestimiento de 1 600 kilómetros de canales de riego y la tecnificación llegó a 4 500 hectáreas.

Manuel Caizabanda, prefecto de la provincia, agradeció el aporte del Gobierno Alemán para financiar estos proyectos a través del crédito otorgado por el Banco de Desarrollo. “La idea es convertir a Tungurahua en una de las provincias equitativas, donde todos cuentes con el riego tecnificado, eso mejorará las condiciones de vida de nuestros agricultores”.

Esta nueva fase beneficiará a 3 200 familias de los cantones de Cevallos, Ambato, Pelileo y Mocha. Además, financiarán los estudios para la ampliación de la tecnificación del riego dirigido a varias comunidades productivas del cantón Patate.

Hugo Villegas, presidente del sistema de Riego Mocha-Huachi, aseguró que con el aporte alemán se buscará que Tungurahua supere el problema hídrico que afronta. “Hoy la provincia se convirtió en el granero del país y hay la experiencia en Patate, Pelileo, Mocha, Cevallos y Píllaro donde los agricultores cuentan con el riego tecnificado y mejoraron su producción”.

Villegas señaló que queda una gran tarea para los agricultores, que es trabajar por el ambiente y la conservación de los páramos. Para eso hay que hacer mingas que ayuden a proteger estos espacios.

Hubert Mocush, delegado del embajador de Alemania, manifestó que es un gusto para el Gobierno alemán apoyar con este programa de manejo sostenible de la fase dos del proyecto de cuencas. Es un plan de gran impacto porque ayudará a mejorar la producción en el campo como está sucediendo con las comunidades tungurahuenses de Yatzaputzan, Tamboloma y Tunga donde ya está funcionando los proyectos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)