12 de febrero de 2019 15:41

Trump no está 'feliz' con acuerdo sobre muro pero ve poco probable nuevo cierre de Gobierno

Legisladores demócratas y republicanos alcanzaron el lunes 11 de febrero de 2019 un acuerdo preliminar para proporcionar USD 1 300 millones para el muro de Trump, lejos de los 5 700 millones pretendidos por el presidente.

Legisladores demócratas y republicanos alcanzaron el lunes 11 de febrero de 2019 un acuerdo preliminar para proporcionar USD 1 300 millones para el muro de Trump, lejos de los 5 700 millones pretendidos por el presidente. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el martes 12 de febrero de 2019 que no está “feliz  con el acuerdo preliminar que alcanzaron los legisladores para proporcionar fondos para construir parte de su prometido muro fronterizo con México, pero agregó que no era probable otro cierre del gobierno.

“No puedo decir que estoy feliz, no puedo decir que estoy emocionado”, declaró en una reunión de gabinete en la Casa Blanca. Pero indicó que podría complementar la oferta del Congreso con otras fuentes y así abandonar la disputa.

“El muro se construirá de todos modos”, añadió, sugiriendo que sacará fondos adicionales de “áreas mucho menos importantes”, aunque no explicó cuáles.

Legisladores demócratas y republicanos alcanzaron el lunes 11 de febrero de 2019 un acuerdo preliminar para proporcionar USD 1 300 millones para el muro de Trump, lejos de los 5 700 millones pretendidos por el presidente. Estos fondos servirán para construir 90 km de nuevo muro a lo largo de la frontera con México.

El dinero, junto con otras medidas de seguridad fronteriza, se presentó como parte de un acuerdo viable para satisfacer a ambas partes y permitir que Trump deje de lado su amenaza de volver a paralizar el gobierno desde el viernes.

Los congresistas, entre ellos de su propio Partido Republicano, presionaron a Trump para que acepte el acuerdo puesto sobre la mesa. El senador Richard Shelby, el principal negociador republicano, consideró que fue “un acuerdo bastante bueno”.

El acuerdo aún debe ser votado por el Congreso y aprobado por la presidencia.

El senador demócrata Patrick Leahy consideró que probablemente será aprobado en el Congreso y quedará luego listo para la firma de Trump. “El acuerdo está siendo escrito y sospecho que será presentado mañana (miércoles) por la noche”, apuntó.

“Buenas noticias”

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que el acuerdo es “ciertamente una buena noticia”. “Proporciona nuevos fondos para kilómetros de nuevas barreras fronterizas”, señaló, con lo que el gobierno podrá trabajar “con previsibilidad y certeza”.

Chuck Schumer, el principal senador demócrata, coincidió. “Si bien aún falta definir los detalles, el acuerdo tentativo representa un camino a seguir para nuestro país, lejos de otra ronda de negociaciones complicadas (... y) de un temido cierre del gobierno”, dijo Schumer.

En diciembre, Trump intentó presionar al Congreso para que aprobara los JSD 5 700 millones al negarse a aprobar la financiación de servicios del gobierno que no tienen nada que ver con el muro, dejando sin paga a 800 000 funcionarios -desde agentes del FBI hasta seguridad aeroportuaria- durante cinco semanas.

Los demócratas se negaron a ceder y Trump se vio forzado a recular, lo que permitió que se abrieran nuevas negociaciones con un plazo fijado hasta este viernes.

Durante varias semanas la Casa Blanca amenazó con declarar una emergencia excepcional para liberar los fondos necesarios sin pasar por el Congreso.

La Ley de Emergencias Nacionales, de 1976, autoriza al presidente de Estados Unidos a invocar una “urgencia” nacional para activar poderes extraordinarios.

Consciente de que esa iniciativa, que no recoge unanimidad entre sus partidarios, desencadenaría una feroz batalla político-legal, Trump ha evitado hasta el momento dar ese paso.

El polémico muro, que busca frenar el ingreso de inmigrantes ilegales desde América Central, es una promesa de campaña del mandatario, quien el lunes por la noche insistió en la ciudad fronteriza de El Paso que los muros ayudan a “salvar vidas”.

“Necesitamos un muro (...) y queremos construirlo rápido”, dijo Trump.

Con un ojo en las elecciones

Con un ojo en la elección presidencial de 2020, donde pretende buscar un segundo mandato, el presidente aprovechó el mitin en El Paso para criticar a Beto O'Rourke, estrella en ascenso del Partido Demócrata que celebró una marcha no muy lejos de allí.

El exlegislador, que en noviembre estuvo a punto de arrebatarle al republicano Ted Cruz la banca en el Senado por Texas y que prometió decidir sobre sus posibles ambiciones presidenciales para fines de febrero, pidió que “las mentiras y el odio” se encuentren “con la verdad y la visión positiva, ambiciosa incluso, para el futuro de la frontera mexicano-estadounidense ” .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)