27 de junio de 2020 16:28

Transportistas exhiben carteles de protesta en los buses para pedir alza de pasajes en Quito

Los buses de servicio urbano de Quito colocaron carteles en sus unidades en los cuales solicitaban el ajuste de la tarifa. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los buses de servicio urbano de Quito colocaron carteles en sus unidades en los cuales solicitaban el ajuste de la tarifa. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 27
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 3
Diego Bravo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los transportistas urbanos protestan porque el pasaje ha permanecido congelado durante 17 años, a través de carteles pegados en la mayoría de los buses que circulan en Quito. Esperan un aumento, al menos durante la pandemia, algo que sí podría ocurrir.

Los transportistas reclaman que actualmente la situación que atraviesan es aún más compleja debido a que las unidades solo pueden circular con máximo el 50% de su aforo, debido a las condiciones que se impusieron para prevenir la propagación del covid-19.

Para Jorge Yánez, presidente de la Unión de Operadoras de Transporte Urbano, los concejales no han tomado en cuenta a la petición realizada por la Secretaría de Movilidad de revisar las tarifas cada dos años, según el contrato suscrito en el 2017. “En febrero del 2019 se debió hacerlo, entonces hay un incumplimiento de los concejales”, asegura.

En la Alcaldía pasada, “con la Secretaría de Movilidad acordamos un costo de USD 0,35 cuando, en realidad, debe ser USD 0,42. Sin embargo, en honor a la realidad de la ciudad, aceptamos la primera”, precisó Yánez.

Por eso decidieron pegar los carteles de protesta en los buses. “Y si quieren municipalizar el transporte, que lo hagan (...) El mejor ejemplo que tienen es el Trolebús, que pierde millones de dólares anuales de nuestra propia plata, porque nosotros también pagamos impuestos”.

Los transportistas en Quito piden al Municipio que se ajuste la tarifa del servicio de buses. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los transportistas en Quito piden al Municipio que se ajuste la tarifa del servicio de buses. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO


Alrededor del 75% de 3 020 unidades, asegura Yánez, colocaron las pancartas con leyendas diferentes. Una de ellas señala: “Transporte urbano, intracantonal y rural en quiebra. 17 años sin tarifa, responsables autoridades municipales”. En otro cartel: “17 años sin tarifa, concejales si quieren municipalizar el transporte, háganlo”.

En los carteles se muestra lo que han variado los precios en la comercialización de los buses desde el 2003 hasta el 2020. También cómo ha cambiado el salario básico unificado en los últimos 17 años frente a cómo se ha mantenido congelada la tarifa de los pasajes.

Una propuesta que está cobrando fuerza es la de tener una tarifa transitoria mientras dure la pandemia. En una sesión virtual del Concejo Metropolitano, José Santamaría, presidente de la Cámara de Transporte Público Masivo de Pasajeros del Distrito Metropolitano de Quito, expuso esa propuestas. El gremio espera que el pasaje se eleve de USD 0,25 a USD 0,50, durante la emergencia sanitaria, para cubrir los costos de operatividad.

Según el dirigente, trabajar al 50% de la capacidad y cubrir los costos de sanitización de las unidades impactan de forma negativa en la recaudación. “Cada bus requiere una inversión diaria de USD 160 pero desde que la capital cambió a semáforo amarillo y los buses reanudaron el servicio (3 de junio), nuestros ingresos apenas llegan a USD 80 diariamente”, indicó.

Según el dirigente, en las dos primeras semanas de operación, los ingresos no fueron suficientes para cubrir los costos de combustible y salarios de los conductores y ayudantes de las unidades, mucho menos para las obligaciones con las entidades financieras y la canasta automotriz.

Ante esa situación, los transportistas no garantizan la continuidad del servicio en los próximos días. Santamaría dijo que algunos propietarios de buses se han visto en la obligación de paralizar sus unidades porque no tienen recursos para su mantenimiento y operación.

Guillermo Abad, secretario de Movilidad del Municipio, reconoció que existe un desequilibrio financiero en el transporte público por trasladar pasajeros al 50% de la capacidad de los buses. Sin embargo, afirmó que eso no les da derecho de paralizar un servicio público. “La Municipalidad ha trabajado en conjunto (con los transportistas) para encontrar una fórmula financiera adecuada”, señaló.

En ese sentido -acotó el funcionario- se presentó una estructura tarifaria a la Comisión de Movilidad. “El miércoles pasado nos han dado instrucciones a la Secretaría para que en un plazo de 5 días presentemos un proyecto de ordenanza para cotización de la tarifa, enmarcada en el aforo que actualmente se tiene”.

El funcionario indicó que se ha trabajado en aquello y el próximo lunes 29 de junio, la Secretaría de Movilidad estará presentando el proyecto de ordenanza.

Esta incluirá lo que se ha tratado desde hace algún tiempo atrás en lo que respecta a los contratos de operación y estándares de calidad de servicio que no se han aplicado. “Esta es una muestra de que sí queremos actualizar la tarifa en los parámetros que exige la ciudadanía”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (29)