5 de September de 2009 00:00

Tranquilidad y optimismo en la Tri

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

David Lucero.
Especial para EL COMERCIO

 La Selección ecuatoriana de fútbol llegó a Medellín a las 18:50 tras una hora y 20 minutos de retraso en su salida.

El ambiente de optimismo por lo que puede suceder hoy en el choque eliminatorio ante Colombia se expresó en los hinchas ecuatorianos presentes en el aeropuerto de Quito. Hasta en los parlantes del Mariscal Sucre se escuchó música de la Tricolor.

“Esta es la mejor motivación que podemos tener”, comentó emocionado Christian Noboa, quien no solo será titular esta tarde sino que además sueña con volver a hacer goles.

A la espera de subir al avión, en la sala A4 del aeropuerto, las cámaras de fotos de los aficionados captaron todos los  movimientos de los seleccionados. El de mayor asedio fue  Antonio Valencia. “Es  nuestra principal carta de presentación para el juego de mañana”, dijeron tres hinchas guayaquileños cuando se aprestaban a viajar con la Tricolor.

Mientras tanto, el fisioterapista Tony Ocampo no ocultaba su alegría por tener al grupo de jugadores en óptimas condiciones, sobre todo a Carlos Tenorio quien estuvo en duda en los últimos días.

A las 17:20 comenzó el embarque al avión de la compañía Tame y tras el grito de ‘Sí se puede’ la nave  comenzó a moverse. Fueron las 17:40 cuando al fin la Selección dejó el suelo quiteño.

Fue un viaje tranquilo. Dirigentes del fútbol ecuatoriano en pleno y casi un centenar de periodistas acompañaron al equipo.
Entre los jugadores se vio un ambiente de camaradería y no faltaron los grupos afines. En una fila de asientos  Néicer Reasco, Édison
Méndez y Giovanny Espinoza viajaban juntos; en otra Miguel Ibarra, Pablo Palacios y Fernando Hidalgo. Todos procuraron la distracción con música en sus oídos o jugaban naipes.

No faltó la voz de aliento del presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga, quien de puesto en puesto saludaba a cada jugador.

A las 18:50 aterrizó el avión en Colombia y esta vez el ‘Vamos Ecuador que sí podemos’ se escuchó entre los pasajeros.
Para la llegada al sitio de concentración de la Tricolor harían falta 40 minutos más, solo quedaba pendiente la cena y luego el descanso para esperar este día con el mismo optimismo con el que salió nuestro equipo desde Quito.  El encuentro está previsto para las 15:30 de hoy.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)