30 de September de 2009 00:00

Tragedia en el colegio Sta. Isabel de Azuay

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca
cuenca@elcomercio.com

La jornada de clases de ayer en el colegio Santa Isabel, en el cantón azuayo del mismo nombre, a una hora de Cuenca, se convirtió en tragedia. En un fatídico accidente de tránsito fallecieron dos estudiantes y  30 resultaron  heridos.



6 ambulancias llegaron
La Central de Emergencia  911 de Cuenca (Bomberos y Cruz Roja) apoyó en la emergencia con tres ambulancias. Mientras que los cuerpos de bomberos del vecino cantón de Girón, con una, y de Santa Isabel, con otras dos.
Los paramédicos que  atendieron la emergencia anticiparon del traslado de los heridos de gravedad al Centro de Trauma del hospital Vicente Corral Moscoso, con lo que este tuvo una hora para preparar el área y atender  a los pacientes, señaló el subjefe, Fernando Figueroa.

El hecho ocurrió cerca de las 07:30, cuando la multitud de alumnos ingresaba al plantel. El chofer del bus escolar de placas LAG-036, que transportaba a unos 20 estudiantes, perdió  los frenos, segundos antes (a 150 metros) de llegar al establecimiento.
 
Según testigos, el automotor se impactó contra una camioneta (ADJ-316) del lado izquierdo, aparcada cerca de la puerta del plantel. Por la fuerza del choque, la camioneta atropelló a  10 estudiantes y se estrelló contra la puerta de un coliseo aledaño y otros  dos automotores.

En el accidente fallecieron Gabriela Saquicela, de 16 años; y Franco Cabrera Guambaña, de 15, estudiantes del colegio Santa Isabel. Mientras que sus compañeras Gloria Y., Pamela G., Maritza M., Maritza A. y Gloria Y. quedaron gravemente heridas.

Ellas ingresaron al hospital Vicente Corral Moscoso de Cuenca en estado delicado e iban a ser operadas. Presentaban  fracturas expuestas en las extremidades y cuadros de politraumatismos graves en varias partes  (clavícula, pelvis, piernas, cabeza...).

En esta casa de salud y en el hospital  José Félix Valdiviezo, de Santa Isabel, también se recuperaba el resto de estudiantes con heridas menores. El hospital local se saturó de pacientes y por la falta de equipos  (como un tomógrafo) remitió a los heridos graves hasta Cuenca. Los niños del bus escolar no sufrieron heridas mayores. 

Alexandra M., de 15 años, contó que se salvó por escasos segundos de la muerte, pues en lugar de ingresar al plantel con sus amigos, se alejó para comprar  golosinas en una tienda cercana.

Allí escuchó el estruendo, se volteó y vio cómo la camioneta  golpeaba violentamente a los estudiantes que se alineaban para ingresar al plantel.
 
La Policía de Tránsito de Santa Isabel tiene identificado al conductor del bus escolar, quien se dio a la fuga y, para el proceso investigativo,   retuvo a todos los   vehículos afectados.

Por esta emergencia, el colegio suspendió ayer la jornada de labores, para que los estudiantes regresen a sus hogares.

En el hospital Vicente Corral Moscoso se confirmó el deceso de Gabriela  y  Franco. En la morgue de la casa de salud los familiares de los menores lloraban, sin encontrar respuestas de la causa de la tragedia. La familia de Franco Cabrera dejó todas las actividades para esperar el resultado de la autopsia médico legal.

Su tío, Leonel Ochoa, no sabía las circunstancias exactas del percance, pero decía que ayudará a las autoridades para buscar al responsable o a los responsables de lo ocurrido en Santa Isabel. 

En tanto que en la casa de salud trascendió que los padres de la pequeña Gabriela Saquicela están fuera del país, por lo que vivía con sus tíos. Además, se conoció que los familiares colaboraron con la donación de órganos (córneas) de sus seres queridos.

Para este día está previsto que se levante una capilla ardiente en el colegio Santa Isabel, para despedir a los dos estudiantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)