1 de octubre de 2018 00:00

90 millones para la ampliación del aeropuerto de Quito

La plataforma de carga y el área de estacionamientos de equipos en rampa fueron ampliadas. Foto: Vicente Costales /  EL COMERCIO

La plataforma de carga y el área de estacionamientos de equipos en rampa fueron ampliadas. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 57
Evelyn Jácome
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El número de usuarios del Aeropuerto Mariscal Sucre empezó a recuperarse, luego de cinco años de haber sufrido un estancamiento, y en vuelos internos, un decrecimiento.

Según las cifras que maneja Quiport, el 2017 se cerró con un crecimiento de apenas un 0,5% de vuelos generales. Pero en lo que va del 2018, se ha registrado un incremento del 6,5%, comparado con el mismo período del año pasado.

Luis Galárraga, gerente de comunicación de Quiport, explica que hubo varios factores que incidieron para el estancamiento, entre ellos la economía nacional, regional e incluso, el terremoto del 2016.

Esa contracción empezó a cambiar desde marzo de este año, por lo que, según Galárraga, es el momento ideal para que la terminal se amplíe.

Cuando se planificó la construcción del aeropuerto de Tababela, se proyectó que se lo hiciera por etapas durante el período que dure la concesión, es decir, hasta el 2041, con base en el crecimiento de la conectividad y el tráfico de pasajeros.

El aeropuerto se inauguró el 20 de febrero del 2013, con 38 000 m2 de terminal, pista, plataforma, calles de rodaje, terminal de carga e infraestructura básica. La primera ampliación fue el 18 de mayo del 2015 cuando se intervino en el área de salida y arribo nacional. Se aumentaron
7 910 m2, con USD 22 millones. Además se hicieron pequeñas intervenciones en la sala vip internacional, en el ‘duty free’, entre otras.

Finalmente, hasta antes del nuevo paquete de ampliaciones que empezó en el 2017 y se extenderá hasta el 2020, la terminal tenía 59 913 m2 de área útil. Galárraga sostiene que además del aumento de pasajeros se han sumado nuevas aerolíneas y hay crecimiento de frecuencias.

Construir el aeropuerto costó cerca de USD 600 millones. En el nuevo paquete de crecimiento se invertirán USD 90 millones. 20 de los cuales se utilizaron para los trabajos que se hicieron en el 2017 en la sala Vip Internacional y en las reconfiguraciones en el aérea de arribos. En poca semanas se reformará el ‘hall’ de salidas.

La plataforma de carga también fue ampliada y entregada a inicios de año, al igual que el área de estacionamientos de equipos en rampa y la implementación del área de tránsito, lo que permite las conexiones de viajeros que no deben ingresar al país.

Los USD 70 millones restantes servirán para hacer la expansión de la plataforma comercial de pasajeros con el crecimiento del área de embarque. Desde inicios de año, se vio movimiento en la parte norte de la terminal. Cientos de volquetas llevaron 430 000 m3 de material y rellenaron un total de 15 000 m2 de terreno. Hacia esa zona se extenderá la nueva parte de la infraestructura.

En el área de embarque se construirán 3 200 m2 adicionales. A eso se suma el área de procesos, donde está el ‘hall’ público, chequeo migración y seguridad, donde se realizan los procesos aeroportuarios.

La terminal crecerá en un 18% con la construcción de seis quioscos de autochequeo y un aumento del 21% en el área de procesos. Asimismo, el área de migración se extenderá en un 34% y el área de aduanas, en un 13%. Se construirá, además, otra puerta de embarque y una manga adicional.

El área total de crecimiento será de 6 738 m2. Con lo que la terminal pasará a contar con 66 560 m2 de área útil.

Está previsto realizar al menos dos ampliaciones más, como parte de las obligaciones contractuales del Plan Maestro de Desarrollo Aeroportuario.

Los usuarios ven con buenos ojos las intervenciones. María Clara Aguinaga trabaja en una empresa farmacéutica y viaja a otras ciudades y países al menos dos veces por semana. El miércoles pasado comentó que su pedido gira en torno al tiempo que se demora en pasar los filtros al ingresar al país. “ Si por mala suerte se llega al mismo tiempo que aviones grandes como Iberia o KLM, se debe esperar bastante. También debería haber más puentes de embarque directo a los aviones porque a veces se embarca y desembarca en buses, en especial en vuelos domésticos”.

Galárraga explica que justamente para mejorar los tiempos se han realizado intervenciones en esa zona, y que coordina con Migración que es quien lleva a cabo ese proceso.

Otro de los pedidos de los usuarios es que se aumente el número de parqueaderos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (2)