Hospitales registran aumento de pacientes covid en Guayaquil
Ecuador mantiene un bajo nivel de dominio del idioma inglés
Seis municipios destinarán recursos para combatir el crimen
¿Sabía que el arroz con menestra de Ecuador usa lent…
Modelos con discapacidad participarán en pasarela inclusiva
Caso Basílica: ¿Quito conoce los derechos de las per…
El acceso al bono de orfandad es un viacrucis
Temporada de ofertas arranca con más horas de compras

Trabajadores de Ferrocarriles del Ecuador protagonizan un plantón en la estación de Chimbacalle

Trabajadores de la Empresa de Ferrocarriles protestaron por el cierre de esta empresa en el centro de Quito

Trabajadores de la Empresa de Ferrocarriles protestaron por el cierre de esta empresa en el centro de Quito

Trabajadores de la Empresa de Ferrocarriles protestaron por el cierre de esta empresa en el centro de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los trabajadores ferroviarios se concentraron en la estación de Chimbacalle en el sur de Quito. La mañana de este jueves 21 de mayo del año de 2020 protagonizan un plantón para pedir un diálogo con el presidente de la República, Lenín Moreno, y evitar el cierre de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador.

Alrededor de unas cien personas llegaron a la estación con sus uniformes. Dicen que están dispuestos a trabajar lo antes posible para mantener las operaciones. Mientras los trabajadores hablaban, sonaba el silbato de una locomotora que es considerada patrimonial.

Uno de los dirigentes señaló que no han tenido contacto con los administradores de la empresa ni representantes del Gobierno. Lo único que saben es la orden de cierre que se enteraron en la cadena nacional que se emitió el 19 de mayo.

El planteamiento de los ferroviarios es claro: no cerrar la empresa y garantizar la estabilidad de los 325 trabajadores directos. Segundo Valverde, otro de los representantes del gremio en Quito, dijo que si no tienen respuesta seguirán en movilización.

Otros plantones similares se realizaron en las estaciones de Durán, Ibarra y Riobamba. En Quito estaba una de las siete locomotoras a vapor que datan de 1907. También están dos de las 10 máquinas que funcionan a electro diésel y que fueron adquiridas en 1950. Como parte del patrimonio de la empresa también hay ocho autoferros y estaciones cuya construcción se remonta a 1900.

Suplementos digitales