28 de June de 2009 00:00

En El Tingo, las piscinas son un atractivo turístico

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un parque recreativo y aguas termales que brotan de vertientes nativas de origen volcánico. Eso es lo que se ofrece en el balneario El Tingo, ubicado en el valle de Los Chillos. Sus aguas naturales están a temperaturas que llegan hasta los 40 grados centígrados.

La invitación está abierta para niños, jóvenes y adultos. En el lugar de recreación se puede encontrar un canal  de boyas, varias piscinas de  uso familiar, dos toboganes, cuatro  hidromasajes, seis chorros, entre otros.

El  Tingo fue recuperado en diciembre del año pasado por la Corporación Vida para Quito.
 
Una característica importante  es que se incorporaron dos piscinas exclusivas para personas de la tercera edad y con discapacidad,  en las cuales se pueden utilizar sillas de ruedas. La adecuación dispone  de  pasamanos  de  hierro colocados a su alrededor  para brindar seguridad a los usuarios.

Asimismo, existe un área destinada a los espacios verdes y caminerías.   Para  el  entretenimiento   de  los pequeños hay  diversos juegos infantiles.

El complejo  abre de  martes a domingo, de  08:00 a 16:00. La entrada cuesta  USD 1,50 para adultos y  0,50 niños. No se permite el ingreso de mascotas ni de comida a las piscinas.

Para llegar al lugar se puede tomar un bus Termas Turis en el Playón de La Marín, en el Centro.  En el balneario también se  oferta comida  típica del sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)