5 de September de 2009 00:00

La terminal regional se discute en Manabí

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Manta 

La optimización de recursos mueve a los representantes de los municipios de Manta, Jaramijó y Montecristi. Ellos planifican la construcción de una terminal terrestre regional.

En los tres cantones no existe un espacio adecuado para el embarque y desembarque de pasajeros y  de carga.

Por ejemplo,  en Manta solo hay  un parqueadero ubicado en pleno centro de la urbe. En  ese lugar funciona la terminal terrestre.
Apenas alcanzan los buses de transporte intercantonal y las unidades de  dos cooperativas que cubren rutas   interprovinciales.

“Estamos tan estrechos que hasta las motocicletas ya no caben en este lugar”, refiere René Cedeño, un comerciante que por su negocio viaja semanalmente desde Manta a Guayaquil.

En Montecristi y Jaramijó la situación es más complicada. Ahí no existe la infraestructura adecuada para  los pasajeros, transportistas y comerciantes.
 
Washington Arteaga, alcalde de Montecristi, está convencido de que dividir costos y dar un buen servicio a los usuarios   sería una buena  alternativa en estos tiempos de crisis.

Doris López, alcaldesa de Jaramijó, está consciente que las obras macro demandan de cuantiosos recursos. “Mi Municipio es pequeño, si nos apoyamos con Manta y Montecristi podemos hacer una obra de calidad y sobre todo funcional”, señaló.

Divany Basurto, técnico del Cabildo de Jaramijó, considera  que habilitar una terminal regional que sirva a los tres cantones demandaría una inversión de entre  USD 10 y 20 millones.

Teodoro Andrade, jefe de Planeamiento Urbano del Municipio de Manta, señala que esta dependencia se halla en  conversaciones con los profesionales que trabajaron en el diseño de la terminal terrestre de Guayaquil.
 Aunque aún no se confirma nada, podrían ser estos técnicos  quienes diseñen un proyecto, tomando como base lo que se ha hecho en esa ciudad.
Lo que también discuten los alcaldes es la organización del comercio en esta nueva terminal. Ellos no quieren que a futuro la estación se vea repleta de feriantes ofertando sus productos.
Pero en lo que sí coinciden las autoridades es que es urgente la habilitación de una terminal regional. Por Manta, Jaramijó y Montecristi circulan buses de 19 cooperativas, entre intercantonales, interprovincial y locales.
La zona donde se podría ejecutar el proyecto sería en el redondel de la vía Manta-Rocafuerte, que es de fácil acceso para los tres cantones manabitas.
“Ya es hora de que Manta y Montecristi tengan un sitio seguro donde podamos tomar las unidades  que nos lleven a nuestros destinos”,  dice  Fabián Sánchez, un estudiante universitario.
Por su parte, Ariel Roldán, otro alumno, relata que  es inseguro tomar el bus, pues se lo hace en la vía temiendo ser arrollados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)