18 de enero de 2021 17:54

El Teodoro Maldonado retoma las cirugías de marcapasos después de seis meses

La Unidad de Cardiología del Teodoro Maldonado retomó la implantación de marcapasos. Cada semana programarán siete cirugías, en pacientes con cardiopatías crónicas. Foto: Cortesía del IESS

La Unidad de Cardiología del Teodoro Maldonado retomó la implantación de marcapasos. Cada semana programarán siete cirugías, en pacientes con cardiopatías crónicas. Foto: Cortesía del IESS

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

El hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Guayaquil, retomó la implantación de marcapasos. Estos procedimientos se suspendieron en junio de 2020 y desde entonces 194 personas fueron derivadas a prestadores externos.

Danilo Calderón, gerente de la casa de salud, explica que se articuló la provisión de marcapasos con otras unidades del IESS para reactivar las operaciones en pacientes con cardiopatías crónicas.

Cada semana se programarán siete cirugías. Un jubilado de 90 años fue uno de los recientes beneficiarios. Sus familiares explicaron que su estado de salud era crítico, debido a un trastorno eléctrico del corazón.

El Teodoro Maldonado Carbo es un hospital de especialidades que recibe a pacientes de varias provincias de la Costa. Hace dos semanas pasó por un nuevo cambio de autoridades y el Consejo Directivo del IESS anunció un nuevo proceso de intervención ante irregularidades en cuanto a infraestructura y equipamiento fuera de uso.

Esto ha generado que, por ejemplo, se represen varias cirugías y que aumenten las cifras de derivaciones a clínicas privadas. El nuevo gerente, que antes estuvo a cargo del hospital IESS Quito Sur, detalló que han habilitado seis quirófanos y que contarán con 16 en total, porque se reparó la central de aire acondicionado.

Otros procedimientos de la Unidad de Gastroenterología también se retomarán después de seis meses. El área fue remodelada en el 2016, pero algunos equipos dejaron de funcionar; cuatro fueron recuperados de un “cementerio” de máquinas, como indicaron las autoridades, donde hay monitores y otros aparatos que aún no han cumplido su tiempo de vida útil.

Como parte de la intervención se reparó además el sistema de calderos, con lo que se espera reducir la contratación de servicios de esterilización en cocina y lavandería. Además, se arregló el sistema de aire acondicionado del centro de hemodiálisis, contiguo al hospital, así como los daños en la cisterna que impedían contar con agua de calidad en esta área.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)