17 de September de 2009 00:00

El tenis ecuatoriano busca al relevo de Nicolás Lapentti

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Ecuador tiene aproximadamente 1100 tenistas activos entre los 12 y 18 años. Pero de ellos solo tres aparecen como los futuros reemplazantes de Nicolás Lapentti. Emilio Gómez, Roberto Quiroz y Diego Hidalgo son los de mayor proyección para iniciar el cambio generacional en el país. 

Ese relevo es necesario, según el capitán del equipo de Copa Davis, Raúl Viver. Más aún después de que Nicolás Lapentti anunció que analizará su retiro tras  la serie de Copa Davis frente a Brasil. Lo dijo la semana pasada tras su eliminación en la segunda ronda del US Open. La terminación de su carrera dependerá de si Ecuador ingresa al Grupo Mundial.

Con la intención de generar ese cambio, Emilio Gómez fue invitado como quinta raqueta del equipo  que jugará este fin de semana  con Brasil, en Porto Alegre.

La Federación Ecuatoriana de Tenis (FET) y Raúl Viver decidieron integrarlo al grupo después del campeonato que alcanzó en la Copa Milo Futuro que se jugó en agosto, en Guayaquil. 

Roberto Quiroz ocupa el puesto 110 del ranking mundial juvenil. Uno de sus mayores logros fue el título en dobles del Orange Bowl que logró  junto a Diego Acosta en 2008, en Estados Unidos. A mitad de año cumplió una gira por Alemania y Holanda.

Nicolás Lapentti  apadrina la carrera de Diego Hidalgo desde noviembre de 2007. En individuales ha ganado torneos de la Confederación Sudamericana de Tenis en Venezuela, Chile, Uruguay y Paraguay. En dobles fue campeón en Colombia y Argentina. 

Curiosamente, ninguno de los tres recibe apoyo económico de la FET y tampoco cuenta con auspiciantes. Son sus padres quienes costean sus viajes y participaciones  en torneos internacionales.

“No existe en el país una cultura tenística. No hay personas o grupos que quieran invertir en jugadores”, explica Andrés Gómez, director de las escuelas   formativas del Guayaquil Tenis Club y padre del jugador Emilio Gómez.

Lo único que reciben de este organismo, según Manuel Carrera del Río, presidente de esta Federación, es la inscripción en los torneos que ellos deseen, chequeos y controles médicos en el Centro del Alto Rendimiento del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE). “Además hacemos gestiones para que, con dinero  del COE, obtengan becas de diferentes valores”.

La FET cuenta con un presupuesto anual de USD 350 000. De este monto, USD 200 000 se invierten en la organización de torneos en canchas ecuatorianas. Al año, hay 60 campeonatos nacionales y 11 internacionales.

No obstante, según Carrera del Río, el organismo que él preside privilegia la inversión en cursos para técnicos  y jueces de tenis. 

Pese a que estos jugadores se destacan en los ámbitos local e internacional, según Carrera del Río el tenis ecuatoriano se aproxima a una etapa de crisis de tenistas que podría durar seis años.

Ese criterio lo comparte Mario Canessa, ex presidente de la Ecuatoriana de Tenis. Sostiene que existirá un vacío considerable debido a que no hay jugadores que se proyecten como tenistas de élite. “Después de los Lapentti, si vemos para atrás no hay nada”.

Según él, esa sería una “laguna histórica” debido que desde 1960, cuando aparecieron los históricos Miguel Olvera, Francisco Guzmán y Eduardo Zuleta,  siempre hubo una respuesta generacional. Cuando ellos empezaron a declinar su juego apareció Ricardo Icaza y después Andrés Gómez y Raúl Viver.

Tras los retiros de Icaza, Gómez y Viver, integrantes del considerado mejor equipo  Copa Davis de Ecuador de la historia, surgieron las figuras de Luis Adrián Morejón y Pablo Campana. Después llegó la generación liderada por los hermanos Nicolás y Giovanni Lapentti, y secundada por Carlos Avellán y Julio Campozano.

Andrés Gómez, ganador del Roland Garros en 1990 y ex  integrante del ‘top five’ del escalafón mundial, sostiene que ningún recambio generacional es sencillo. “Menos en una país donde el apoyo a este deporte es nulo y hay una escasez de torneos que impiden ganar  experiencia”.

Carrera del Río advierte que Ecuador debe prepararse porque habrá una crisis en el tenis marcada por la falta de jugadores que se destaquen  internacionalmente, tal como lo hizo Nicolás Lapentti, quien llegó a ser el número seis del mundo en 1999, aunque nunca ganó un Grand Slam.

Giovanni Lapentti

Nació el 25 de enero de 1983 en Guayaquil. Ocupa el puesto 211 en el ‘ranking’ de la ATP. Maneja el perfil derecho.En 2000, logró el punto de ascenso al Grupo Mundial ante Inglaterra, en Londres.    

Carlos Avellán

Nació el 31 de mayo de 1982 en Guayaquil. Actualmente ocupa el puesto 368 en el ‘ranking’ de la Asociación de Tenistas Profesionales. Su mejor ubicación fue el lugar 306, en enero pasado.

Julio C. Campuzano

Nació el 31 de enero de 1986 en Guayaquil. Ocupa el puesto 453 en el escalafón de la Asociación de Tenistas Profesionales. En septiembre del año pasado estuvo en el puesto 318 de la ATP.

Raúl Viver

Nació el 17 de marzo de 1961. Es el capitán del equipo ecuatoriano de Copa Davis.Fue declarado  Mejor Jugador Juvenil del mundo en 1979. Asumió la dirección del equipo de la Davis en 1984.

Emilio Gómez

Nació el 28 de noviembre de 1991. Actualmente, ocupa el puesto 81 en el ‘ranking’ juvenil de la ATP. Ha ganado torneos juveniles en Costa Rica, El Salvador, Guatemala Chile y Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)