16 de octubre de 2020 15:43

Telepsicología, un soporte para adultos mayores en Guayaquil

Acción Social del Municipio de Guayaquil entrega bastones como parte del programa atención integral a adultos mayores. Foto: Cortesía DASE

Acción Social del Municipio de Guayaquil entrega bastones como parte del programa atención integral a adultos mayores. Foto: Cortesía DASE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El servicio de telepsicología nació para brindar acompañamiento a 1 600 adultos mayores que asistían a una decena de clubes gerontológicos del Municipio de Guayaquil y que dejaron de acudir a sus actividades semanales debido a la pandemia.

El espectro se abrió luego más allá de los clubes municipales, ante la necesidad de ofrecer contención psicológica a los adultos mayores, e incluso a personas en otro rango de edad, afectados por trastornos y problemas emocionales derivados de la crisis sanitaria.

El programa gratuito de telepsicología por covid-19 ha atendido desde su inicio, el 13 de julio, a 2 092 personas a través de la línea telefónica 0991572247. La Corporación Municipal para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil brinda también un servicio telefónico de atención gratuita en psicología a través de la línea telefónica 04-3727830.

La Dirección de Acción Social del Municipio de Guayaquil (DASE) tuvo que reinventar sus programas de atención y ajustarlos a la nueva realidad, imposibilitada de brindar los servicios de forma presencial, contó Amalia Gallardo, directora encargada de la DASE.

“La idea es poderle brindar apoyo emocional a los adultos mayores, a través de llamadas detectamos que muchos estaban pasando por estados de ansiedad e incluso por depresión ante la pérdida de seres queridos”, indicó Gallardo.

Un equipo de siete psicólogos municipales brinda la atención de telepsicología las 24 horas, siete días a la semana. Los pacientes o sus familiares pueden escribir a la línea para recibir la llamada de vuelta.

Andrea Villacrés es una de las psicólogas del programa y explica que las personas de la tercera edad han sido sometidas en mayor medida a un aislamiento prolongado como la población más vulnerable a los efectos del coronavirus. Eso provoca mayores susceptibilidades, dijo.

El programa atiende a personas desde 60 a 96 años. “Los adultos mayores en ocasiones son más sensibles, ya no tienen la misma reacción al estrés o a ciertos tipos de presión”, cuenta Villacrés. Les choca que no los dejen salir, por ejemplo, a medida que avanza el aislamiento se van haciendo menos tolerantes, teniendo en cuenta que en la tercera edad el cerebro comienza a generar menos neurotransmisores, agregó.

Los psicólogos toman tests a través de una “conversación telefónica amigable” en la que se identifican síntomas físicos, emocionales y se evalúa a cada persona.

La idea es que sientan que tienen un amigo a quien contarle por lo que están atravesando, y que ese amigo les pueda ayudar desde un punto de vista profesional, según la psicóloga.

“Es importante que tengan ese desahogo, porque muchas veces no lo expresan o los familiares no tienen mucho tiempo para escucharlos”, dijo Villacrés. “El mayor problema que encontramos es cuando familiares y amigos de la misma edad han fallecido en la emergencia.

El trabajo de contención emocional incluye asistencia a las familias, la práctica de ejercicios de respiración, ejercicios de pintura y escritura en un cuaderno que el Cabildo ha distribuido como parte de 1 200 kits de alimentos, desinfección y suplementos vitamínicos para adultos mayores.

Gallardo apunta como clave la conversación, las actividades recreativas y el involucramiento de las personas de la tercera edad en las actividades familiares como medida para reforzar pensamientos positivos.

Ana Rivera, adulta mayor de Bastión Popular, al norte, está entre los beneficiadas con el programa de contención psicológica que ayuda a sobrellevar las secuelas emocionales generadas por la emergencia sanitaria y el confinamiento.

Ella tiene dificultad para caminar y agradeció la entrega de un bastón. Aún echa en falta los coros, talleres y actividades lúdicas que se organizaban en el club gerontológico.

La DASE informó que las actividades ocupacionales, recreativas, psicológicas, de gimnasia cerebral y cognitiva que realizaban las personas de la tercera edad en los clubes se prevén incluir desde este mes en un servicio de acompañamiento virtual vía WhatsApp.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)