18 de diciembre de 2019 14:59

Taxistas formales de Quito dispuestos a mejorar la calidad y capacitarse para dar servicio en la App Chasqui

Imagen referencial. El programa viene acompañado de capacitaciones para los conductores. Foto: Archivo EL COMERCIO

Imagen referencial. El programa viene acompañado de capacitaciones para los conductores. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Evelyn Jácome
Coordinadora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

10 000 taxistas formales formarán parte de la plataforma Chasqui. Se trata de una alternativa creada por el Municipio de Quito que permitirá a la ciudadanía acceder al servicio de taxis legales a través de una aplicación similar a la que usa Uber y Cabify. Según la Alcaldía, su descarga será gratuita y en 90 días estará lista.

Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte en Taxis de Pichincha, a la que pertenecen unas 9 500 unidades, indicó que una vez que la plataforma se anunció el pasado lunes, se iniciará el reclutamiento de las unidades con las que el plan arrancará. Con el actual proceso de regularización que se lleva a cabo en la capital, en enero del 2020, Quito tendrá cerca de 30 000 taxis formales. De ellos, se seleccionarán 10 000 para que formen parte de este proyecto.

Brunis explica que se elegirán las unidades que se postulen y que cumplan con ciertas características, por ejemplo, que no sean viejas, que cuenten con aire acondicionado, entre otros requisitos. Como parte de la selección de los taxistas que se unirán al programa, se verificará el pasado judicial del conductor, el récord policial, los puntos que tiene en su licencia y que el auto cumpla ciertas condiciones ya que trabajarán con geolocalización. Así, el usuario podrá ver en tiempo real por dónde se encuentra el taxi y conocer los datos del conductor y del vehículo.

Además, habrá más seguridad tanto para el conductor como para el pasajero, el usuario podrá elegir entre varias modalidades de pago, y la persona no deberá esperar más de dos minutos para que el taxi llegue. La plataforma contará con información de Fiscalía, Policía Judicial y de la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos.

El programa viene acompañado de capacitaciones para los conductores. Según Brunis, la empresa adjudicada tendrá la obligación de capacitarlos, y ellos, el compromiso de aplicar lo aprendido.

“La App por sí sola no es la que va a mejorar el servicio sino la actitud de cada compañero. Estamos comprometidos. Será una inversión grande de cualquier empresa y sin duda el Municipio que tiene la competencia para el control hará los esfuerzos necesarios para eliminar la informalidad”.

Al momento, la resolución municipal fue entregada por la Secretaría de Movilidad a la Agencia Metropolitana de Tránsito, (AMT), quien tiene 90 días para adjudicar el proyecto a la empresa que vaya a administrar la aplicación.

Paralelamente, se realizarán mesas de trabajo para que el gremio del taxismo conozca cómo va a funcionar, los cambios que deben hacer y el costo que tendrá.

“Aún no sabemos si vamos a tener que pagar algo. Creemos que en los próximos días nos llamarán para ver las condiciones bajo las cuales van a funcionar la App, y ahí llegaremos a acuerdos sobre como va a funcionar”, contó Brunis.

En otras aplicaciones como Uber y Cabify la empresa se queda con el 25% del total que cada taxi reúna en el día. Sin embargo, debido a que el número de taxis legales que formarán parte del proyecto es amplio, Brunis espera que ese porcentaje puede ser menor. Guillermo Abad, secretario de Movilidad del Municipio, indicó que al ser una App estatal, en efecto, el costo será menor que las aplicaciones privadas y se trabajará con una tasa fija.

Durante el anuncio de la App, Jorge Yunda, alcalde de Quito, señaló que el proyecto no tiene fines de lucro, sino de servicio. El objetivo es que se vuelva una herramienta del taxista para que mejore la calidad.

La noticia generó expectativas por parte de los conductores. Antonio Cajas, taxista desde hace 20 años, cuenta que hoy el trabajo es malo. Hay días que no logra reunir ni USD 15. "El problema es que la gente ya no nos utiliza y prefiere pedir unidades desde su celular. A las personas les da miedo salir a coger taxis en la calle por la inseguridad", comenta. Espera que con la entrada en vigencia de la App, pueda al menos reunir unos USD 30 al día, para poder pagar la deuda del carro y mantener a su familia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (7)