19 de June de 2009 00:00

T. Gilroy apunta al espionaje industrial

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pablo Fiallos.   Redactor
cine@elcomercio.com

En ‘Michael  Clayton’, debut cinematográfico de Tony Gilroy, el director apuntó, en una complicada red    de  tramas, a la corrupción en el  mundo de los abogados.
  


La  ficha  técnica
Título:    ‘Duplicity’
Guión y dirección: 
Tony Gilroy
País: EE.UU.
Año: 2009. Dur.:125 min.
Género:  Thriller, comedia
Reparto:  Julia Roberts,
Clive Owen, Tom Wilkinson, Paul Giamatti,  Dan Daily y Lisa Roberts Gillan
Música: 
James Newton Howard
Fotografía:   Robert Elswit
Para quienes disfrutan de
las tramas con complicadas vueltas de tuerca

En su segundo largometraje, ‘Duplicity’, Gilroy vuelve a criticar a la corrupción,  en este caso de las grandes multinacionales, a través de otro difícil  y largo entramado, lleno de información.
 
En ‘Duplicity’, el director repite la estructura en desorden de su primer filme  y vuelve a brindar mucha información en continuas dosis para construir el suspenso de este relato.

Además, Gilroy  trabaja de nuevo con el reconocido compositor James Newton Howard. Y su música logra alimentar la tensión que necesita esta historia  sobre cambios de bando.

Sin embargo, lo que fluyó con corrección en la primera cinta se presenta cortado en ‘Duplicity’. El exceso de complicaciones en la historia, los complejos diálogos y los cambios desorientadores de espacio y de tiempo hacen que las casi dos horas y media de duración de este filme  terminen por ser excesivas.

Con un guión de estructura en forma de rompecabezas, la cinta se centra en dos espías que se han salido de sus agencias de inteligencia  para integrar  dos poderosas  compañías multinacionales rivales.

La aparición de un misterioso producto hará que estos dos espías se enfrenten. Tanto ellos como las empresas a las que representan estarán dispuestos a todo para conseguir la fórmula de este producto,  lo que representaría una inmensa fortuna para ellos.

Pero, en cada una de sus misiones, los espías se ven cada vez más juntos y más expuestos a que tengan que luchar contra otro enemigo: el amor.
Esta denuncia sobre el mundo inmoral de  las transnacionales y el espionaje industrial alcanza su mayor punto en las actuaciones. El reparto, liderado por Julia Roberts, Clive Owen, Tom Wilkinson y Paul Giamatti,  se destaca.
Pero el inicio de la película, que impone un ritmo vertiginoso y una trama interesante,  se va desvaneciendo  poco a poco. El exceso de  retrocesos y la abundancia de diálogos explicativos hace que el interés en el filme caiga al final y la cinta termine por perderse en sus propias intrigas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)