18 de julio de 2018 22:38

El Estado surcoreano deberá indemnizar a afectados por ferri hundido en el 2014

Oficiales de la guardia costera surcoreana participan en la operación de rescate tras el naufragio del ferri Sewol. Foto: EFE

Imagen referencia. La Guardia Costera en el lugar del hundimiento del ferri Sewol. Foto: Archivo / Agencias

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un tribunal surcoreano ordenó este jueves 19 de julio (noche del miércoles 18 en Ecuador) al Estado indemnizar a familiares de las víctimas del hundimiento hace cuatro años del ferri Sewol, que dejó más de 300 fallecidos, en la primera sentencia que reconoce la responsabilidad estatal en el accidente.

Un tribunal de Distrito Central de Seúl ordenó compensar con 200 millones de wones (unos 152 000 euros/177 000 dólares) a las familias de cada pasajero fallecido, según el fallo recogido hoy por la agencia local de noticias Yonhap.

La corte ordenó además pagar 40.000 millones de wones (unos 30 000 euros/35 000 dólares) adicionales a los padres de las víctimas de la tragedia que eran estudiantes (más de 200 de los 304 fallecidos eran colegiales).

El hundimiento, el peor accidente marítimo en la historia de Corea del Sur, desató fuertes críticas por la gestión realizada por el Gobierno de la entonces presidenta Park Geun-hye (destituida en 2017 y condenada a 24 años de prisión por corrupción).

En septiembre de 2015 más de 300 familiares de 118 víctimas presentaron la demanda contra el Estado, en la que solicitaban determinar la responsabilidad estatal por el caso y su negligencia en la gestión del accidente.

Los demandantes solicitaban una compensación total de 107 000 millones de wones (81 millones de euros/94 millones de dólares), unos 1.000 millones (759.000 euros/884.000 dólares) por víctima.

El ferri Sewol se hundió frente a la costa suroccidental del país asiático el 16 de abril de 2014 y 304 de sus aproximadamente 475 ocupantes fallecieron ahogados, la mayoría de ellos estudiantes de secundaria que se encontraban en un viaje de fin de curso.

Un comité de investigación concluyó el mismo año que el accidente se debió al rediseño ilegal del barco, de 6 825 toneladas, a que transportaba más del doble de la carga permitida y a los errores cometidos por el timonel, entre otros factores.

La investigación subrayó, además, que la deficiente respuesta de la tripulación (cuyo capitán fue condenado en 2015 a cadena perpetua) evitó que se rescatara a un mayor número de pasajeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)