24 de junio de 2019 07:57

Suiza decomisa USD 133 millones a familia de expresidente de Uzbekistán

Suiza devolvió a Uzbekistán  más de USD 133 millones relacionados con una trama corrupta que salpica a la familia de Islam Karímov, quien dirigió ese país durante 27 años hasta su fallecimiento en 2016. Foto: Captura

Suiza devolvió a Uzbekistán más de USD 133 millones relacionados con una trama corrupta que salpica a la familia de Islam Karímov, quien dirigió ese país durante 27 años hasta su fallecimiento en 2016. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 79
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Ministerio Público de Suiza informó este lunes 24  de junio del 2019  del decomiso y devolución a Uzbekistán de más de USD 130 millones de francos suizos (USD 133 millones) relacionados con una trama corrupta que salpica a la familia de Islam Karímov, quien dirigió ese país de Asia Central durante 27 años hasta su fallecimiento en 2016.

Como responsable de la acusación, el Ministerio Público explicó en un comunicado que el decomiso es resultado de más de seis años de investigaciones de una red que recolectaba fondos millonarios de compañías extranjeras a cambio de entrar en el mercado uzbeko, y al mismo tiempo blanqueaba este dinero.

El dinero intervenido por las autoridades suizas procedía de cuentas bancarias que Gulnará Karímova, la hija mayor del expresidente Karímov, abrió en Suiza a través de un familiar como testaferro entre 2004 y 2013.

Karímova, de 46 años, fue ingresada en prisión preventiva en su país en julio de 2017, acusada de evasión de impuestos, fraude, lavado de dinero y otros delitos, y poco se sabe de su paradero desde entonces.

La investigación a Karímova y su entorno en Suiza se inició en julio de 2012, aunque se vio dificultada por la inmunidad diplomática que poseía en su condición de embajadora de Uzbekistán ante las Naciones Unidas en Ginebra (2008-2017).

La trama en torno a Karímova, que también ejerció como embajadora uzbeka en España, tiene amplias ramificaciones internacionales, por lo que la Fiscalía suiza tuvo que colaborar con sistemas judiciales de 19 países y apoyarse en decisiones tomadas por tribunales de Estados Unidos, Holanda y Suecia.

La Justicia estadounidense acusó el pasado marzo a Karímova de ser parte de una trama corrupta en la que usó su posición para pedir sobornos por valor de USD 865 millones a tres compañías de telecomunicaciones.

La investigación en suelo suizo continúa, con cinco sospechosos aún objeto de pesquisas y fondos congelados por la Fiscalía por valor de más de 650 millones de francos suizos (USD 660 millones).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)