9 de abril de 2019 00:00

Cinco subsidios sociales se fortalecerán en el Ecuador

El viceministro Marco Cazco explicó que el crédito se entregará conforme se vayan cumpliendo las metas sociales. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El viceministro Marco Cazco explicó que el crédito se entregará conforme se vayan cumpliendo las metas sociales. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 18
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Evelyn Tapia
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La línea de financiamiento por USD 350 millones que aprobó la semana pasada el Banco Mundial (BM) para Ecuador se destinará a incrementar la cobertura de los subsidios sociales que el Estado otorga a grupos vulnerables.

El Gobierno espera que los recursos para estas ayudas, o bonos, alcancen por lo menos los USD 1 100 millones anuales hasta el 2021, señaló este lunes 8 de abril del 2019 Marco Cazco, viceministro de Inclusión Económica y Social.

En el 2018, el Gobierno presupuestó USD 815 millones para estas ayudas.

Los USD 1 100 millones se destinarán a cinco tipos de subvenciones: Bono de Desarrollo Humano (BDH), Bono Variable para personas en extrema pobreza y con hijos menores de 18 años, Bono Joaquín Gallegos Lara, Mis Mejores Años y Bono para personas con discapacidades.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES)además proyecta que el número de beneficiarios se incrementará en un 20% hasta llegar a 1 100 000 personas en ese período. Actualmente, hay 916 000 beneficiarios.

Cinco subsidios sociales se fortalecerán


David Castellanos, director de Análisis Económico de Multienlace, explica que esta alza en la cobertura será necesaria en un escenario como el que proyecta el Fondo Monetario Internacional (FMI), que estima una contracción de la economía de -0,5% este año.

Castellanos señala que es probable que las cifras de empleo se deterioren y, por ende, los indicadores de pobreza se vean afectados. “En momentos de desaceleración económica, la población más pobre siempre es la más vulnerable y por eso es necesario que el Gobierno piense en mecanismos para evitar que la calidad de vida de estas personas se deteriore”, señala.

Este año el organismo tiene previsto entregar los primeros USD 150,7 millones para que el Gobierno mejore su cobertura de ayuda social. Los desembolsos se realizarán por partes, hasta el 2023.

El BM aprobó la entrega de recursos siempre que se cumplan metas en tres pilares.

El primer pilar busca ampliar la cobertura de las subvenciones, principalmente, del Bono de Desarrollo Humano Variable para personas con hijos menores de edad.

El viceministro explicó que para ello será necesario que culmine el plan de depuración del registro social que empezó a mediados del año pasado. El BM entregará USD 61,2 millones para alcanzar esta meta.

Con la depuración del registro, entre enero y diciembre del año pasado se eliminó a 48 000 beneficiarios, pero ingresaron unos 40 000 nuevos.

Cazco explicó que dentro de este pilar se está trabajando en un cambio en la metodología utilizada para medir la pobreza y la pobreza extrema, con la utilización de inteligencia artificial.

“Con el nuevo índice se pretende reducir el porcentaje de error de inclusión y exclusión de beneficiarios. Actualmente está en 30%, la meta es llegar al final del Gobierno con un 13%, que sería de los mejores de la región”, enfatizó en funcionario.

El segundo pilar del plan con el BM es lograr la integración de los beneficiarios del dinero de los bonos y entre los beneficiarios que acceden a sistemas de asistencia y cuidados que ofrece el MIES.

Por ejemplo, actualmente, el 60% de los adultos mayores que reciben bonos también accede a los sistemas de cuidados.

Mientras que el 70% de niños que forman parte de familias que se benefician de las subvenciones también aprovechan los sistemas de cuidados. La meta es que esos porcentajes vayan en aumento hasta llegar al 100%.

Para este pilar, el BM otorgará USD 137 millones, de los cuales USD 60 millones irán al área infantil y 77 millones, a adultos mayores.

El tercer pilar es la sostenibilidad, para que las personas que salieron de los registros porque superaron la pobreza puedan tener otras fuentes de ingresos. Una de las medidas es ofrecer préstamos a través de la banca pública.

Como parte de este programa de financiamiento, el país además deberá mejorar los indicadores de pobreza y pobreza extrema. Actualmente, la pobreza está en 23,1%.

La meta hasta que terminen los desembolsos es que la cifra se ubique en 14%. El indicador de pobreza extrema, que se ubica en 8,7%, deberá reducirse hasta 3,5 %.

En contexto
El crédito del Banco Mundial (BM) forma parte del financiamiento por USD
10 200 millones que Ecuador alcanzó con el FMI y otros multilaterales. El préstamo del BM se pagará a un plazo de 30 años (9,5 años de gracia) y a una tasa de interés de 4,5%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (12)