11 de September de 2009 00:00

La soltería, el síndrome del siglo XXI

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Sin duda los jóvenes de este milenio se asombran cuando escuchan de boca de sus abuelos, e incluso de sus padres, que en “su época”, quienes se quedaban solteros eran vistos como personas con mala suerte, porque no habían podido conseguir una pareja para formar un hogar.



 Las otras clases de soltería
Solteros   resignados:   son aquellos que responden que sí son  felices cuando les preguntan por su soltería pero, en la intimidad, llegan a confesar amargura porque se sienten solos; generalmente esto se da luego de fracasos amorosos.

Solteros tímidos:   son los
que conviven con su propia
soledad porque les cuesta
mucho hacerse visibles en
entornos sociales y tienen
 pánico a hacer el ridículo  al
no ser aceptados cuando intentan un acercamiento.

Solteros amargados:  estos
sí que están atormentados y viven su soledad y frustración como una enfermedad, soñando a escondidas con que alguien les quiera. Acumulan agresividad y envidia frente a quienes llevan una existencia feliz.

Solteros picaflor:   le tienen horror al compromiso y a la fidelidad eterna. Se sienten infieles por naturaleza e incapaces de vivir para una sola persona. Rompen continuamente sus relaciones pero no se sienten mal por ello.Les es difícil pensar que esos ‘pobres’ eran considerados como perdedores e incapaces de conseguir alguien que les quiera.
 
Hoy, a la mujer que no se casa nadie le dice que se ha quedado para vestir santos y al hombre que permanece soltero nadie le considera raro. El despectivo término solterón o solterona dejó de ser un término agresivo como en el pasado.

Esa pasada actitud nació de la propia etimología de la palabra que posee un matiz negativo, pues “soltería” proviene del término latino que significa “solitario”, lejano al término utilizado hoy para denominar a quienes no se han emparejado: ‘singles’, que no solo no es negativo, sino que hasta es glamoroso.

Y es que en la actual sociedad los solteros dejaron de ser personas aburridas y  se los considera  como gente muy interesante y afortunada porque, al no tener mayores responsabilidades familiares, pueden  vivir de forma más cómoda.
 
En su libro ‘Single out’ (sobre cómo la soltería es estereotipada, estigmatizada e ignorada pero quienes la practican viven felices para siempre), la doctora Bella DePaulo hace una clasificación interesante de los diferentes tipos de soltería. 

Los solteros convencidos

Son aquellos que están muy satisfechos de su situación y canalizan todas  sus energías hacia su profesión, actividades humanitarias, su religión, la ciencia, etc.

Los perfeccionistas
 
Son los solteros exigentes que no encuentran a nadie con las características ‘necesarias’ para llevar en pareja una vida que a ellos les satisfaga y les permita desarrollarse de manera individual.

Solteros aventureros
 
Se sienten atraídos por las aventuras, los viajes exóticos y deportes alternativos.  Se emparejan siempre y cuando esa persona esté dispuesta a compartir esas aventuras.

Solteros autosuficientes

Independientes hasta la médula, disfrutan de la soledad como nadie, ven a cualquier clase de compañía como un estorbo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)