14 de septiembre de 2019 00:00

Sistema cuestionado por la Contraloría validaría las firmas en propuestas que quieren eliminar al Cpcss

El Comité por la Institucionalización solicitó firmas ayer en el norte de la capital. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El Comité por la Institucionalización solicitó firmas ayer en el norte de la capital. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Daniel Romero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde ayer 13 de septiembre del 2019, en varias ciudades del país hay dos grupos que recogen firmas en contra del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs). El movimiento Ahora arrancó con esta labor en la Plaza Grande, en el Centro de Quito. El Comité por la Institucionalización empezó el pasado 5 de septiembre.

El Centro Histórico fue el lugar escogido por el movimiento Ahora para iniciar la recolección de las firmas que necesita para presentar su proyecto de reforma parcial, en la Asamblea Nacional, con el que buscan eliminar al Cpccs.

Desde las 10:00, cuatro voluntarios de esa causa se apostaron en la intersección de las calles Venezuela y Chile, en busca de ciudadanos dispuestos a firmar. En ese lugar permanecieron por una hora.

Mientras tanto, el Comité ha centrado su trabajo en ocho ciudades: Cuenca, Ambato, Manta, Portoviejo, Santo Domingo, Ibarra, Guayaquil y en la capital. Según sus datos, hasta la noche del jueves pasado Guayaquil fue la ciudad que más firmas ha aportado para su iniciativa.

No hay prohibición para que un mismo ciudadano firme en ambas propuestas. Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), explicó que una firma no se invalida por esta razón, en el momento de la verificación que realiza la entidad que preside.

“La prohibición de que una misma firma conste en dos diferentes formularios rige para el registro de las organizaciones políticas”, mencionó.

Actualmente, el CNE realiza un diagnóstico de los sistemas informáticos con los que cuenta para el desarrollo de los procesos electorales. Lo hace después de que la Contraloría General aplicara un examen especial en esa área del CNE.

Tanto el movimiento Ahora como el Comité se autoimpusieron el plazo de 90 días para la recolección. Los dos grupos prevén llegar a la Asamblea antes de que finalice el 2019.

Esto implica que el CNE deberá validar las firmas de ambas propuestas, en caso de que el Legislativo les remita las rúbricas. Atamaint manifestó que no hay un plazo estipulado para concretar los cambios, por lo que la validación se realizaría con el mismo sistema cuestionado por la Contraloría. Lo que sí aseguró es que el CNE contará con un sistema integral para las elecciones presidenciales del 2021.

El movimiento Ahora recogió firmas en la Plaza Grande. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El movimiento Ahora recogió firmas en la Plaza Grande. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los cambios se concentran en tres sistemas. La principal del CNE dijo que trabaja para mejorar los sistemas de transmisión de resultados, del padrón electoral y del registro de organizaciones políticas.

En este último se encuentra el sistema con el que se validan las firmas. Se llama Controlcap y fue adquirido en el 2012.

TÍTULODESCRIPCIÓN


Para que una firma sea aceptada, el CNE toma en cuenta el número de cédula para verificar que la persona existe y que es mayor de edad. Un segundo filtro es comparar la firma con la que cada ciudadano ha consignado en las entidades bancarias. También participa un grafólogo en el proceso.

Ambos colectivos deben juntar, al menos, 132 620 rúbricas, que representa el 1% del padrón electoral. Con ese respaldo pueden presentar su iniciativa ciudadana para reformar parcialmente la constitución en la Asamblea Nacional.

Finalmente, el Legislativo es el encargado de remitir las rúbricas al CNE para su validación. Atamaint explicó que el CNE tendrá un plazo de siete días para verificar y presentar un informe sobre el tema.

En caso de que no se logre el mínimo requerido, habrá un plazo de 90 días más para que las organizaciones presenten las firmas que hagan falta.

Las dos organizaciones tienen estrategias distintas para obtener las rúbricas. Michael Aulestia, presidente del movimiento Ahora, explicó que la recolección la hacen voluntarios de los ocho movimiento políticos que los respaldan. “Al ser voluntarios, no les podemos exigir que el trabajo sea de lunes a domingo. Cada fin de semana esperamos recoger
10 000 firmas en el pais”.

Por su parte, Darwin Seraquive, miembro del Comité, señaló que está activa la plataforma Actúa, que incluye una página web y una aplicación para dispositivos móviles, desde donde se pueden registrar quienes estén interesados en participar de la recolección.

Ambas propuestas coinciden en eliminar al Cpcss. Sin embargo, el Comité también busca que la Asamblea funcione bajo un modelo con dos cámaras, una de representantes y otra de senadores; además, quiere que se independice a la Fiscalía de la Función Judicial.

Para que cualquiera de las dos iniciativas llegue a un referendo, es necesario que el Legislativo trate el proyecto en dos debates en el Pleno, según establece la Constitución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)