1 de abril de 2019 13:16

A 38 sube el número de casas afectadas por el sismo en la comuna San Pedro, de Santa Elena

Inicialmente 12 casa quedaron afectadas por los sismos registrados la madrugada del 31 de marzo del 2019. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Inicialmente 12 casa quedaron afectadas por los sismos registrados la madrugada del 31 de marzo del 2019. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuatro familias resultaron damnificadas y tuvieron que pasar la noche en casas acogientes de familiares y vecinos en la comuna de San Pedro, parroquia Manglaralto del cantón Santa Elena, tras el sismo de 6.1 grados y las réplicas que sacudieron la costa la madrugada del domingo 31 de marzo del 2019.

Los mayores daños se produjeron inicialmente en 12 viviendas que resultaron con paredes fisuradas y muros desplomados, pero hasta la mañana de hoy, lunes 1 de abril de 2019, había aumentado los reportes del número de casas con afectaciones parciales.

“Tenemos 38 familias con afectaciones, estamos levantando información y realizando visitas para evaluar la seguridad de las estructuras”, informó Deniss Loor Fajardo, directora de Gestión de Riesgos del Municipio de Santa Elena. En la comuna de Palmar, perteneciente a la parroquia Colonche de Santa Elena, una casa antigua colapsó en parte, dejando a otra familia damnificada en una casa acogiente.

El Cabildo ha descartado hasta el momento la activación de un albergue en San Pedro, a la espera de que concluyan hoy las inspecciones de los técnicos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi).

Policías municipales colaboran con el resguardo de los bienes que quedaron dentro de las viviendas de los damnificados y para este lunes se espera la llegada de personal militar que brinde seguridad en la zona. El Municipio programa la entrega de asistencia humanitaria y de kits de alimentación a los damnificados.

La casa de la familia González Bacilio, ubicada en un cerro al lado del océano, sobre el que se asienta el barrio 23 de Abril de San Pedro, resultó con la pared frontal desplomada y otro muro quedó también comprometido.

Andy González, su esposa y su hija de 2 años se alojaron en la casa contigua, perteneciente a su madre, aunque esa vivienda también resultó con fisuradas. “El primer temblor nos dio oportunidad de salir, pero dejó afectada la estructura y en una de las réplicas, unos 20 minutos después, la pared se vino abajo”, contó González, de 22 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)