2 de September de 2009 00:00

La Sinfónica Juvenil de Alemania llega al país

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura
cultura@elcomercio.com

Por primera vez, la Orquesta Sinfónica Juvenil del estado alemán de Baden-Wurtemberg llega a los escenarios ecuatorianos.

Los 45 jóvenes, de entre 15 y 22 años que la integran,  deleitarán a los quiteños  con tres presentaciones. Además, su  gira, que se convierte también en la primera por Latinoamérica, llegará a teatros de Ibarra, Riobamba, Cuenca, Manta y Guayaquil, donde ofrecerán conciertos gratuitos hasta el jueves 17.

Esta banda fue galardonada en el año 2008 con el Premio Europeo para Orquestas Juveniles.

Para Gustavo Lovato, director de la Fundación Casa de la Música,  es una de las mejores que tiene ese país europeo.

“La Orquesta ha recibido varios reconocimientos, tiene una intensa actividad cultural y ha viajado de gira por países de Europa y Asia”.
Los jóvenes integrantes llegan hoy a Ecuador y mañana ofrecerán  su primer concierto en el teatro del Colegio Alemán, en Cumbayá, a las 19:30.

Entre las obras que interpretarán constan: la Quinta Sinfonía op. 67 y la Séptima en la mayor, op. 92  de Ludwig van Beethoven. También están la cuarta sinfonía op. 90, de Félix Mendelssohn-Bartholdy, y Dos tiempos del cuarteto para cuerdas N ° 8, op. 110 de Dimitri Shostakovich.

Según Johannes Dering- Read, director de Música del Colegio Alemán, “es un programa variado para que la gente disfrute; los jóvenes  tocan un repertorio con muchas facetas”.

La causa:  en el programa se incluye la Obertura de Ruslan y Ludmila, una obra de Mikhail Glinka, quien fue  uno de los músicos más destacados de Rusia, contemporáneo de Beethoven.

Con la apreciación de Dering-Read coincide Sofía Izurieta, directora del Conservatorio Franz Liszt. Ella dice  que interpretar las  obras del músico alemán es difícil, pues sus ejecuciones, por ser conocidas, deben ser convincentes.

“Para tocar Beethoven se necesita inmiscuirse en el contexto social y político de su época y comprender la corriente de su pensamiento”, dice Izurieta.   Por eso llama la atención que jóvenes de 15 años lo hagan y lleguen a ganar premios.

El director de Música del Colegio Alemán explica   que pertenecer a esta Orquesta conlleva dedicación y un estudio constante.

“Solo los mejores pueden entrar a esta orquesta. Para integrarla deben pasar algunas pruebas. Todos empezaron a estudiar música desde 4, 5 ó 6 años.

Esto es común en Alemania”. Según Patricio Aizaga, director de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Ecuador, quien se ha presentado  en Alemania, el aprendizaje desde pequeños es común. “Es  un proceso que inician a temprana edad y después entran a las orquestas juveniles”.

El objetivo es aprender música a través de las orquestas.
 
“Aquí, en Ecuador, tenemos orquestas infantiles. Hay niños tan aptos, quienes en meses de enseñanza con sus instrumentos ya pasan a la orquesta; es una manera distinta de aprender el lenguaje musical”. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)