10 de junio de 2020 00:00

El síndrome multisistémico se confunde con otras enfermedades

El gobernador Camilo Salinas y un equipo médico visitaron a familia de José, el lunes 8 de junio del 2020. Foto: Twitter Gobernación de Los Ríos

El gobernador Camilo Salinas y un equipo médico visitaron a familia de José, el lunes 8 de junio del 2020. Foto: Twitter Gobernación de Los Ríos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ha retomado sus clases en casa, en el cantón Urdaneta, provincia de Los Ríos. A mediados de este mes volverá a Guayaquil por un chequeo médico para descartar posibles secuelas.

José (nombre protegido) tiene 13 años y sería el primer caso documentado de síndrome inflamatorio multisistémico en el país, una manifestación de covid-19 en niños y adolescentes, que ha generado una alerta global.

Sus síntomas pueden confundirse con apendicitis, como ocurrió con este adolescente. Pero el diagnóstico en el Hospital Básico de Urdaneta fue decisivo. Karla Vélez, directora de Salud del distrito Puebloviejo-Urdaneta, dice que el 15 de mayo recibieron la alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre cuadros clínicos en menores con dolor abdominal, fiebre, irritación e hinchazón de la piel, signos relacionados a coronavirus y similares al mal de Kawasaki.

“Con los exámenes de laboratorio, como hemograma, análisis de ferritina y neutrófilos, nos inclinamos por sospecha de covid-19. Teníamos el 80% del diagnóstico”, dice la especialista. Con ese resultado, el pequeño fue derivado al Hospital del IESS en Babahoyo, donde una prueba rápida confirmó la enfermedad.

Desde el 17 de mayo, José tuvo malestar general y un persistente dolor abdominal. Luego de unos días su vientre se inflamó y la fiebre llegó a 39°C. También tuvo vómitos y diarrea y lidió con dificultad para respirar (pensaron que era una crisis asmática).

“Su abdomen se hinchó y cada vez que la fiebre aparecía se ahogaba”, recordó su mamá. Por su complejidad fue trasladado al Pediátrico Francisco de Icaza Bustamante, en Guayaquil, donde recibió tratamiento por 11 días en una sala de hospitalización.

Un reporte del Ministerio de Salud Pública (MSP) detalla que según los casos detectados en Europa y Norteamérica el cuadro puede ser agudo, “acompañado de un síndrome hiperinflamatorio que evoluciona a insuficiencia multiorgánica”.

La doctora Vélez dice que la hiperinflamación es una reacción del sistema inmunológico y que varía según cada paciente. “Cuando un virus ingresa, el cuerpo secreta sustancias proinflamatorias para atacarlo. Esto se puede dese­quilibrar en los niños, cuando los cuadros se complican”.

Según el último registro del MSP, hay 1 624 casos de covid-19 en niños y adolescentes, desde neonatos hasta menores de 19 años. Ellos representan el 3,7% del total de confirmados positivos en el país.

En casa de José aún no deducen cómo adquirió el virus. “No sabemos si somos asintomáticos”, dice su mamá, quien por ahora está en cuarentena por prevención. La pequeña localidad rural donde viven no registra casos, aunque Urdaneta suma 63 de los 1 788 cuadros confirmados de coronavirus en Los Ríos.

El gobernador Camilo Salinas explica que tras el caso de José, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial emitió una resolución que prohíbe la presencia de menores de edad en lugares de alta concurrencia, como centros comerciales.

“Le hemos dado seguimiento, el niño se encuentra en recuperación en su hogar. Estamos esperando que la OMS u OPS nos dé la validación del caso documentado”, dijo Salinas, médico de profesión.

En Guayas hay 425 casos confirmados de covid-19 en menores, según el MSP. El Pediátrico Roberto Gilbert, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, ha reportado 192 pacientes, 23 de ellos con sospecha de síndrome inflamatorio multisistémico asociado a coronavirus. “Pocos casos pueden ser graves. Todo depende de la respuesta inmune del paciente”, aclara Mildred Zambrano, pediatra infectóloga de esta casa de salud.

La doctora Vélez insiste en que los casos en niños deben ser detectados antes de que se compliquen. Y aconseja a los padres estar atentos a los síntomas. “Hemos escuchado que el covid-19 se manifiesta con tos, fiebre y gripe; pero ahora este síndrome se puede asociar a problemas gastrointestinales, conjuntivitis, lengua roja, erupción en la piel, edemas en manos y pies, porque se inflama la piel”.

José superó la enfermedad, pero seguirá bajo observación. Cada semana recibe una visita médica en casa y el 16 de junio volverá a Guayaquil para una valoración cardiológica. La inflamación causó un derrame de líquido que afectó levemente su corazón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)