13 de September de 2009 00:00

Shuffle Trips contó su historia con tap

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Con el baile no solo se muestra coordinación, agilidad o sincronización, también se pueden representar historias de vida. Esta fue la lección que dejó la presentación del grupo Shuffle Trips, de Brasil, en el 12 Festival de Artes Escénicas Guayaquil 2009.

En ‘10 maneras de tapear’, el grupo puso en escena  situaciones relacionadas con los sentimientos, acciones y formas de comunicación que son parte de la naturaleza humana. De entre un escenario oscuro, que no  llega a iluminarse del todo, los personajes van apareciendo. Estaban desubicados, tristes y hasta perdidos.

No estaban completos. Unos tenían solo un zapato que se usa para bailar tap (con base metálica), otros lo llevaban en su mano. Poco a poco, la situación se va normalizando.

Quienes tenían uno completaron el par, aquellos que  llevaban el calzado en las manos lo colocaron en sus pies. Sus cuerpos se fueron poniendo más erguidos y, lentamente, comenzaron a generar música y movimiento. Con mucha alegría y ritmo, los siete jóvenes (tres mujeres y cuatro hombres) demostraron su técnica, habilidad y coordinación bailando tap, caracterizado por el zapateo. Al no haber palabras, sus rostros y cuerpos se utilizaban para demostrar alegría, tristeza, deseo o envidia.

Son 10 cuadros o escenas que son un ‘collage’ de música, baile y canciones. La directora, Gilsamara Moura, apuesta a una suerte de surrealismo para mostrar estas interioridades de la convivencia  entre los hombres.

Shuffle Trips fue conformado como tal en el Municipio de Araraquara, Brasil, en 2005. Pero su historia se remonta cuatro años antes, cuando en la periferia de esa urbe se inició un proyecto en el que el arte, especialmente el baile, era una alternativa para los chicos que vivían en esta zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)