10 de September de 2009 00:00

La señalización de los colegios mejora

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Una de las iniciativas de la Policía y del Municipio para mejorar el tránsito y la seguridad vial fue la señalización de las afueras de las escuelas y colegios del Distrito.

Norma Vélez, quien acompañó ayer a su hijo Carlos Zambrano a su primer día de clases en el colegio Amazonas, utilizó el paso cebra recién pintado y  que está ubicado frente a la institución en la calle Lauro Guerrero, en el sur. 

La madre de familia dijo que la señalización ayuda a proteger la integridad de los estudiantes a cruzar esta vía. En este sitio también existen dos rompevelocidades y una señal vertical de cruce. Sin embargo, algunos conductores no respetan esta señal y atraviesan el sitio sin dar paso a los peatones.

Elizabeth Quisirumbay, estudiante de quinto curso del colegio Amazonas,  está acostumbrada a la mala  actitud de los conductores. “Los autos nunca nos dejan cruzar tranquilamente, siempre aceleran o se paran sobre los pasos cebra”. 

Junto a ella se encontraba ayer su compañera Daniela Lojan. Ellas aguardaban para poder cruzar la transitada vía. Ella recordó que hace un año la señalización en su colegio era deficiente. “Ahora ya tenemos señalización y la debemos respetar”.

En la calle Huaynapalcon, en La Magdalena, también se pintaron los pasos cebra. Allí funciona el colegio Santa Dorotea. El amarillo y blanco de las señales horizontales es intenso.

Sor Blanca Barrera, profesora de la institución, aseguró que la señalética se colocó en vacaciones y esto ayudará a que los conductores sean más precavidos. “Nunca han existido accidentes, pero siempre es mejor prevenir”. Según la docente, todos los días hay policías que controlan el ingreso y salida de las estudiantes.

Pero en el centro de la ciudad, en las calles Sucre y Montúfar, la situación es diferente. En las afueras de la escuela Municipal Sucre, pese a que existen las señales horizontales y hay semáforos, pocos choferes los respetan.

Por ejemplo, ayer el chofer del bus 303 de la cooperativa Cóndor Mirador  paró la unidad sobre el paso cebra de la Sucre. Allí recogió pasajeros.

Esta situación no sorprendió a Juan Carlos Narváez. “Los buseros nunca respetan las señales. Esto pone en peligro a los pequeños”.

En esta misma intersección, los taxis y vehículos particulares aguardan el cambio del semáforo sobre las líneas blancas de seguridad. Irene Guzmán, estudiante de primero de básica, tuvo que sortear los autos para poder cruzar la arteria.

Pero esto difiere de lo que sucede en el colegio Manuela Cañizares, en el  norte. Ayer hubo cuatro personas del Municipio controlando el tránsito y el ingreso de estudiantes. Conos reflectivos y los semáforos de la av. 6 de Diciembre y los semáforos ayudaron el cruce de los estudiantes.

El proyecto

El plan prevé colocar señalización vertical en 1 200 establecimientos educativos del Distrito, hasta 2010.

En agosto de este año se señalizaron 42 planteles educativos, 33 de ellos ubicados en el sur de la ciudad.

Los recursos para iniciar el plan provinieron de las multas obtenidas por el control del espacio público (vehículos mal estacionados).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)