Jurado electoral de Perú rechaza primeras impugnacio…
India suma 30 millones de contagios, preocupada por …
Hallan cientos de tumbas en otro internado para niño…
EL COMERCIO te explica el protocolo para casos de co…
Cazadores se convierten en guardaparques
Dinased investiga el asesinato de una adolescente de…
Matan a 9 personas, entre ellas dos policías que apa…
La gastronomía manabita se promocionará en 31 restaurantes

Sacaron el cuerpo de la menor y del presunto asesino a la medianoche

Moradores de la Loma de Puengasí esperaron varias horas para que saliera al presunto victimario. Querían lincharlo. Foto: Eduardo Terán /El Comercio

Moradores de la Loma de Puengasí esperaron varias horas para que saliera al presunto victimario. Querían lincharlo. Foto: Eduardo Terán /El Comercio

Moradores de la Loma de Puengasí esperaron varias horas para que saliera el presunto victimario. Querían lincharlo. Fotos: Eduardo Terán /El Comercio

Un gran grupo de moradores de la Loma de Puengasí salió de sus hogares y esperó por cerca de siete horas en las afueras de la vivienda donde se encontraban el cuerpo de una menor y de su presunto asesino.

Los moradores enfurecidos esperaban que saliera el presunto victimario, con palos en sus manos.

Ellos gritaban “¡Asesino, violador!”. En la espera hasta que sacaran el cuerpo y al presunto responsable los vecinos hicieron tres fogatas con llantas.

A la medianoche un fuerte contingente policial hizo una cadena para sacar el cuerpo y al sospechoso. Ambos al mismo tiempo, la gente enardecida quiso golpearle con palos y para dispersarla se lanzó gas.

Entre empujones salieron corriendo algunos vecinos, otros querían perseguirlo mientras gritaban “¡Justicia!”.

La policía se retiró minutos después.