Una turba intentó linchar a un hombre en Carcelén Alto, en el norte de Quito

El sospechoso fue agredido por los vecinos de Carcelén Alto, cuando aparentemente intentaba robar una vivienda del sector. Fotos: Captura de pantalla

El sospechoso fue agredido por los vecinos de Carcelén Alto, cuando aparentemente intentaba robar una vivienda del sector. Fotos: Captura de pantalla

El sospechoso fue agredido por los vecinos de Carcelén Alto, cuando aparentemente intentaba robar una vivienda del sector. Fotos: Captura de pantalla

Un intento de linchamiento se produjo a las 16:30 del miércoles 9 de diciembre del 2020 en el sector de Carcelén Alto, en el extremo norte de Quito. El hecho se registró en un video, de 16 segundos, que se difundió en las redes sociales.

En las imágenes se observa a un joven, quien es agredido por un grupo de personas y se revuelca en el piso. Sangra por la boca y la cara mientras recibe puntapiés, trompones y lo arrastran por una calle adoquinada.

El sospechoso se toma del rostro para protegerse y se queja de los golpes. De fondo se escucha que la gente lo insulta y le dicen: “¡Bien hecho por ladrón!”, “¡Alza la cara!”.

El coronel Hugo Silva, comandante policial del distrito La Delicia, informó que el hecho se produjo luego de que el sospechoso supuestamente intentó ingresar a una casa con intenciones de sustraerse pertenencias. “La gente se dio cuenta de lo que ocurrió y lo agredió físicamente (…) La alerta fue reportada a la Policía y rápidamente se acercó un grupo de uniformados”.

Los agentes calmaron a quienes se encontraban allí y le dieron primeros auxilios al individuo. Luego lo trasladaron a un centro asistencial. “En horas de la noche le dieron de alta a este individuo”, acotó el oficial.

El hombre no tenía ningún objeto sustraído cuando llegó la Policía, por lo que inmediatamente lo dejaron en libertad. Tampoco hubo una denuncia en su contra tras la agresión. No obstante, Silva indicó que el sospechoso anteriormente ya fue apresado siete veces por robo, hurto y tenencia de sustancias psicotrópicas.

“Aparentemente, la gente y la Policía ya lo tenían identificado (en el barrio)”, dijo el oficial.