18 de July de 2012 00:01

Tensión durante el entierro del concejal Wágner Castillo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los ocho policías de élite se aferraron a sus armas largas al escuchar los tiros. Uno de ellos colocó el dedo en el gatillo y observó fijamente a los hombres que disparaban al aire.

Venían junto al féretro del concejal de Izquierda Democrática, Wágner Castillo. Él fue asesinado el martes, cerca de las 18:45, en el centro de la ciudad de Borbón. Recibió 11 disparos.

Ayer fue enterrado en el cementerio de la localidad. Los miembros del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía (GOE) se reorganizaron para tomar “nuevas posiciones estratégicas”.

Tres se colocaron en la parte alta, junto a unas tumbas.

Desde ahí vieron el paso de los familiares y amigos del fallecido.

Unos tenían altoparlantes en las manos. Reprodujeron música vallenata, boleros y salsa.

Castillo fue electo concejal de Eloy Alfaro (norte de Esmeraldas) hace tres años. En Borbón tenía un negocio de compraventa de madera y también varios inmuebles. Viajaba constantemente a Santo Domingo de los Tsáchilas, donde tenía otra vivienda.

Un testigo dijo que el día del crimen vio a Castillo movilizarse en una motocicleta con otro amigo.

Entonces escuchó los disparos y el concejal cayó al piso.

Las personas que se encontraban por el lugar capturaron al supuesto responsable. Lo lincharon y murió poco después.

La Policía intentó rescatarlo, pero también fue agredida. Hizo disparos al aire. Se tuvo que pedir refuerzos de San Lorenzo para controlar la situación. En medio del tumulto, otras dos personas fueron detenidas para investigaciones. La Fiscalía abrió un proceso.

La persona que supuestamente disparó contra Castillo era un extranjero que -según los pobladores del sector- se dedicaba al préstamo informal de dinero.

“Es la primera vez que en Borbón la población hace justicia con sus manos”, dijo un habitante.

“La gente está cansada de tanta muerte en esta zona”, señaló.

Hace un mes se registró otro asesinato, en similares circunstancias. Un extranjero recibió nueve disparos cerca al parque de Borbón, a pocos metros de un destacamento de la Naval.

La ciudad solo cuenta con siete policías y cuatro miembros de la Armada para la seguridad.

Por eso, la teniente política, Mariuxi Ayoví, pidió al Gobierno reforzar los destacamentos. Ella dio sus condolencias ayer a los familiares de Castillo. La capilla ardiente se instaló en el Municipio de Eloy Alfaro y luego el cadáver del edil fue trasladado al cementerio. Los miembros del GOE tienen la orden de quedarse en el sitio hasta que la tensión baje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)