El coronavirus limitó el acceso a la salud sexual y …
Hernán Orbea: ‘Hay el pretexto de no entender los esfuerzos’
Reunión con el FMI, para ajustar metas y definir desembolsos
El 50% de proyectos de ley tiene impacto en el presupuesto
Más cajeros son atacados; se rastrea a bandas extranjeras
Aumentan los casos de variante Delta en Cuenca y en Azogues
Roque Sevilla: ‘Habrá un crecimiento en el turismo p…
El conflicto legal por la Alcaldía de Quito tiene ci…

Seis meses de prisión para el acusado de matar al cóndor en Azuay

El campesino azuayo, de 61 años, acusado de matar a un cóndor en abril del año2013 fue sentenciado por el Tribunal Primero de Garantías Penales a seis meses de prisión. Los debe cumplir en la cárcel de varones de Cuenca.

Fue detenido el 6 de noviembre tras un operativo policial en la parroquia Victoria del Portete. Desde entonces está recluido, por lo que solo le faltan cuatro meses en la cárcel. Él en la audiencia reconoció haber cometido la infracción.

La noche del 27 de abril del 2013 aparecieron en las redes sociales fotografías de campesinos que posaban junto a este animal muerto. Por ello, se abrió un proceso de indagación a través de la Unidad Ambiental para determinar este hecho.

De acuerdo con el sitio web del Ministerio del Ambiente se aplicó el artículo 437 f literal b del Código Penal vigente que establece que: “el que cace, capture, recolecte, extraiga o comercialice, especies de flora o fauna que estén legalmente protegidas, contraviniendo las disposiciones legales y reglamentarias sobre la materia, será reprimido con prisión de uno a tres años. b) El hecho se cometa contra especies en peligro de extinción“.

La Fiscalía pidió que el acusado se someta a procedimiento abreviado, por lo que solicitó al Tribunal de Garantías Penales  la imposición de una pena de seis meses, en acuerdo con el procesado y Defensoría Pública, quien asumió su defensa.

Para determinar la pena, se hizo referencia a los atenuantes transcendentales del artículo 29 del Código Penal, numerales 2, 6, 7, 8 y 10 que establecen “…Ser el culpable mayor de sesenta años de edad, ejemplar conducta observada por el culpado con posterioridad a la infracción;  conducta anterior del delincuente que revele claramente no tratarse de un individuo peligroso; rusticidad del delincuente, de tal naturaleza que revele claramente que cometió el acto punible por ignorancia; la confesión espontánea, cuando es verdadera…”. Por ello, el Tribunal aceptó el pedido de la Fiscalía de imponer una pena de seis meses de prisión al acusado.