Los movimientos indígenas se fortalecen con el paro
25 años de cárcel a hombre que violó y contagió VIH …
Desbordamiento de dos ríos afectan vías en Azuay
Cámaras en la vía a Salitre captan secuestro que dur…
Bares, discotecas, restaurantes y negocios se reacti…
Defensa de Iza pide asistencia penal internacional y…
Siete personas son investigadas por el asesinato de …
Policía confirma ‘varios heridos y muertosR…

Caso Carolina está bajo reserva legal

En marzo se hizo la reconstrucción de los hechos del caso Carolina, en el Comité del Pueblo. Foto:Archivo / EL COMERCIO

En marzo se hizo la reconstrucción de los hechos del caso Carolina, en el Comité del Pueblo. Foto:Archivo / EL COMERCIO

El pasado 20 de marzo se realizó la reconstrucción de los hechos en el sector del Comité del Pueblo, en Quito. Foto: Archivo EL COMERCIO

Luego de que el jurista Milton Castillo anunciara su separación del caso Carolina y dijera que dos fiscales sugirieron a la madre de la joven que la investigación entre a una fase reservada, la Fiscalía se refirió al tema.
Según la entidad, todo expediente sobre violación es confidencial, según al artículo 168, numeral 5 de la Constitución.

Por eso, las tres causas abiertas a partir del homicidio de la joven, de 15 años, se manejan de forma reservada.

El primer proceso penal es por violación con muerte. Este se encuentra en las fiscalías de Violencia de Género y en la de Adolescentes Infractores.

El segundo es por trata de personas con fines de explotación sexual. Hay dos presos.

En ambos casos, la Constitución permite la reserva de las audiencias. Esto se debe a la necesidad de preservar la identidad de las víctimas que han sufrido violencia sexual.

El último expediente es por el delito de fraude procesal. Tres adolescentes son investigados por aparentemente haber ayudado a deshacerse de los restos de Carolina el 26 de agosto del 2018.

Ese día, cuatro jóvenes sacaron el cuerpo sin vida de la chica de la casa de alias ‘Careniña’, el principal sospechoso. Según la indagación, lo abandonaron en un terreno baldío del sector del Comité del Pueblo, en el norte de Quito.

A este expediente se aplica el Código Penal, artículo 180, que cataloga los datos sobre niños y adolescentes como “información restringida”.

A través de un comunicado, la Fiscalía General del Estado aseguró que los investigadores a cargo de los tres procesos “han sido seleccionado por su experiencia, trayectoria y capacidad”.

En el caso Carolina también se ha dado cambios de fiscales. En el expediente sobre la violación y muerte han pasado cuatro fiscales, quienes han estado a cargo de recopilar evidencias y ordenar pericias, ya que a finales de este mes finaliza el plazo para investigar.

El caso relacionado con fraude procesal ha sido conocido por dos agentes fiscales.