30 de January de 2012 00:04

‘Solo se llevaron los papeles que tenía en el maletín’

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Julián L.  
Víctima de robo en Sto. Domingo


Eran las 19:00. Salía de mi trabajo como de costumbre hacia la parada de autobús más cercana. Recuerdo que caminaba apresurado para alcanzar el último vehículo con destino a mi casa, en el oeste de Santo Domingo.

[[OBJECT]]Ese día había tenido una exposición de ventas en la agencia donde trabajo y por eso llevaba un maletín, estilo portafolio, en el que guardé los documentos de la empresa como los últimos contratos de clientes, una base de datos, entre otros papeles.

Mientras caminaba noté que dos motocicletas pasaron varias veces por el lugar. Ingenuamente supuse que estaban haciendo carreras porque manejaban a gran velocidad. Antes de llegar a la parada vi que se estacionaron en una panadería, pero ninguno se bajó a comprar. Me pareció raro, pero al instante lo olvidé.

En el momento que llegué a la parada sonó mi teléfono, así que coloqué por unos instantes el maletín en el suelo. Lo único que sentí fue el ruido de las motocicletas acelerar. Cuando miré el maletín se había esfumado, pero a lo lejos lo alcancé a divisar en la mano de uno de los hombres que iba en una de las motocicletas.

Todo sucedió tan rápido, que no pude asimilarlo en ese momento.

Cuando me subí al bus tuve un ataque de miedo, risa e impotencia a la vez. Yo creo que los ladrones pensaron que en el portafolio encontrarían una computadora portátil. Por suerte lo único que contenía era papeles, porque el dinero y el celular los había guardado en uno de los bolsillos de
mi chaqueta.

Puedo decir que fue una desgracia con felicidad, porque no se robaron nada de valor, aunque tuve que rehacer los documentos y eso implicó tiempo y dinero.

Desde ese día soy más precavido. Contrato servicio de transporte privado que me recoge en la oficina y me deja en la puerta de mi casa. Pienso que estas situaciones no deberían ocurrirnos. La Policía l tendría que vigilar constantemente los lugares donde los ciudadanos somos más vulnerables.

Si un agente de la Policía hubiera custodiado la parada de autobuses, tal vez no me hubieran asaltado o tal vez les hubiera costado más tiempo a los ladrones.

Ahora siento pánico cada vez que escucho el sonido de los motores de motocicletas. En las noches me asusto más cuando pasa alguna cerca de mi casa. Cuando observo que una moto pasa más de dos veces cerca de mi vivienda, llamo a la Policía para que vigilen la zona. Para evitar asaltos y robos, la gente debe procurar no salir tarde con objetos de valor. Así se evitarían problemas y agresiones.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)