Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 5 de agosto del 2021
Juicio político a Pablo Celi pasa al Pleno, pero sin…
Más gente se volcó a laborar en las ‘app’ de transpo…
Cinco temas requieren de atención urgente en el Conc…
Roberto Custode: ‘Quito requiere mayor tecnología en…
Alarma por alto índice de desnutrición infantil en Ecuador
El turista irá a las playas y destinos andinos en feriado
Brasil supera la marca de los 20 millones de contagi…

San Luis Shopping hizo una evacuación esta mañana

Imagen referencial. El personal de seguridad del edificio informó que por una orden de las autoridades se debió evacuar a todo el personal y visitantes.Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. El personal de seguridad del edificio informó que por una orden de las autoridades se debió evacuar a todo el personal y visitantes.Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. El personal de seguridad del edificio informó que por una orden de las autoridades se debió evacuar a todo el personal y visitantes.Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Esta mañana el Centro Comercial San Luis Shopping cerró sus puertas durante algunas horas. El personal de seguridad del edificio informó que por una orden de las autoridades se debió evacuar a todo el personal y visitantes.

Stephanie Parodi, vocera de la empresa indicó que tras recibir un comunicado del COE del cantón Rumiñahui se estableció el protocolo de emergencia por una posible erupción del volcán Cotopaxi. “Luego llegó la Policía Metropolitana a inspeccionar el edificio”, indicó Parodi. Tras verificar el lugar se indicó que se podía abrir nuevamente al público.

Hasta el mediodía no se habían normalizado las actividades en todos los locales. Locales de comida, tiendas de ropa y alimentos no atendían al público. “Estamos preocupados por el volcán y vinimos a comprar lo necesario”, indicó Carlos Mena, un visitante del edificio.

En el Megamaxi había una gran afluencia de personas. Se habían ubicado galones de agua para que las personas puedan ubicarlos y adquirirlos fácilmente. Mariela Puente llevaba además papel higiénico, atún, pilas y otras conservas. “Yo vivo en Capelo. Me llamó mi hija y me dijo que vaya a comprar lo que necesite para tener por si sucede algo grave”.

Los vecinos del sector están preocupados. Piden que se les entregue más información. “No queremos que nos avisen cuando sea muy tarde”, indicó Juan Carlos Mejía. Al igual que otros moradores del sector tienen dudas sobre la proporción de los daños que se pueden causar y en dónde serán las zonas más afectadas.