Con proyectos sociales, Guayaquil se une a las ciuda…
Pedro Castillo disuelve el Congreso de Perú e instau…
Pedido de unificación de penas de Jorge Glas se reso…
Parlamento Europeo votará la eliminación del visado …
Guillermo Lasso entregó reforma constitucional en As…
Guillermo Lasso firma decreto para reformar apoyo de…
Vehículo transportaba artefactos explosivos, armas y…
SRI recauda USD 4,5 millones tras control a futbolis…

Reglamento para el uso progresivo de la fuerza faculta a la Policía actuar para 'reducir el nivel de amenaza'

Imagen referencial. En el Reglamento de la Policía, se establece que el uso progresivo de la fuerza se aplicará cuando exista un inminente riesgo de vulneración de personas o instituciones. La actuación de los uniformados fue cuestionada tras el asesinato

Imagen referencial. En el Reglamento de la Policía, se establece que el uso progresivo de la fuerza se aplicará cuando exista un inminente riesgo de vulneración de personas o instituciones. La actuación de los uniformados fue cuestionada tras el asesinato

Imagen referencial. En el Reglamento de la Policía, se establece que el uso progresivo de la fuerza se aplicará cuando exista un inminente riesgo de vulneración de personas o instituciones. La actuación de los uniformados fue cuestionada tras el femicidio en Ibarra, frente a policías. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El femicidio de Diana Carolina, en Ibarra, provocó un debate en torno al uso progresivo de la fuerza por parte de la Policía. ¿En qué consiste? ¿Cómo se aplica? El 10 de julio del 2014, el Ministerio del Interior expidió el Reglamento de uso legal, adecuado y proporcional de la fuerza. Se trata de un documento de 16 páginas y 33 artículos que detalla cómo deben actuar los agentes para reducir el nivel de riesgo de los ciudadanos.

En el documento se dice que la Policía está facultada constitucionalmente “para ejercer el uso de la fuerza en salvaguarda de la seguridad ciudadana, el orden público, la protección del libre ejercicio de los derechos y la seguridad de las personas”.

Además, se dice que el uso de la fuerza por parte de la Policía “se aplicará para neutralizar, y preferentemente, reducir el nivel de amenaza y resistencia de uno o más ciudadanos.

También se indica que para reducir esa amenaza se utilizarán “en la medida de lo posible medios de disuasión y conciliación antes de recurrir al empleo de la fuerza”.

En el Reglamento también se asegura que el uso progresivo de la fuerza se aplicará cuando exista un inminente riesgo de vulneración de personas o instituciones.

El uso progresivo de la fuerza se aplica en las siguientes circunstancias, según el Reglamento:

1. Para proteger y defender a las personas.
2. Para neutralizar a la persona que se resista a la detención.
3. Para restablecer el orden público.
4. Para mantener y precautelar la seguridad ciudadana.
5. Para prevenir infracciones.
6. Para proteger y defender los bienes públicos y privados.
7. En caso de legítima defensa propia o de terceros.
8. Para mantener la seguridad en sectores estratégicos.
9. Para la recuperación del espacio público.
10. Para el cumplimiento de orden legítima de autoridad competente.
11. Para la protección de la escena del delito y el lugar de los hechos.

¿Cuáles son los niveles del uso de la fuerza?

1. Presencia policial para lograr la disuasión.
2. Dialogar y/o usar gesticulaciones que sean catalogadas como órdenes.
3. Reducir físicamente al sospechoso.
4. Usar técnicas defensivas no letales.
5. Usar la fuerza letal o de armas de fuego.

¿Cuáles son las armas y equipos neutralizantes no letales?

Tolete o su equivalente, esposas, candados de mano o su equivalente; gas lacrimógeno, dispositivos de energía conducida, vehículos contra motines y demás vehículos policiales y materiales o sustancias contra motines de carácter disuasivo y neutralizante.

¿Cuáles son las armas letales?

Armas de fuego con municiones.