Registro Civil extiende horarios para cedulación des…
Incumplimiento de pago del decimocuarto sueldo ¿cómo…
Balacera deja tres muertos en Guayaquil
Incertidumbre en socios de la Cooperativa Juan de Sa…
¿Cuándo empieza el nuevo año escolar en Sierra y Amazonía?
La posesión de Raúl González desata acusaciones entr…
Estas son las restricciones Guayaquil, Durán y Sambo…
Hernán Ulloa califica como 'injerencia' de la Asambl…

Raúl Carrión, exministro del Deporte, fue sentenciado a cinco años de cárcel por tráfico de influencias

Se trata de la quinta sentencia que recibe por aparentes irregularidades en su administración, entre el 2006 y 2008.

Se trata de la quinta sentencia que recibe por aparentes irregularidades en su administración, entre el 2006 y 2008.

Esta se trata de la quinta sentencia que pesa sobre Raúl Carrión (izq.) por aparentes irregularidades en su administración, entre el 2006 y 2008. Foto: Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Raúl Carrión, exministro del Deporte, fue sentenciado a cinco años de prisión la mañana de este miércoles 27 de marzo del 2019.

Se trata de la quinta sentencia que recibe por aparentes irregularidades en su administración, entre el 2006 y 2008.

Los jueces Luis Enríquez, Miguel Jurado y Marco Rodríguez, de la Corte Nacional de Justicia, lo hallaron culpable del delito de tráfico de influencias junto con dos exasesores. Dijeron que la Fiscalía y la Procuraduría no pudieron probar que se cometió un peculado, como en un primer momento se presentó la acusación.

Esta sentencia comprueba que "hace mucho tiempo se me ha iniciado una persecución política", dijo tras conocer el fallo.

El exfuncionario se presentó a la diligencia y dijo que siempre estará en el país "para dar la cara". Los procesos penales en su contra comenzaron hace 10 años y en ese tiempo Carrión no ha fugado.

Según los jueces, Carrión y sus asesores habrían subdividido ilegalmente los contratos para la construcción de obras deportivas en Río Verde.

Para Carrión, la Contraloría, dirigida en esa época por Carlos Pólit, le "inventó" un informe con indicios de responsabilidad penal que sirvió para iniciar el proceso penal.

Carrión no fue detenido tras la lectura de la condena. Esto se debe a que las sentencias emitidas no se encuentran en firme, pues el exfuncionario ha apelado y aún tienen recursos legales para demostrar, como sostiene, su inocencia.