17 de February de 2011 00:00

La Policía vigila Guayaquil con puestos móviles

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Policía Nacional reforzó desde el pasado fin de semana la vigilancia en Guayaquil. Los controles se ejecutan en las ocho zonas de patrullajes en las que está dividida la urbe. Entre estas están tres zonas, incorporadas hace una semana, para los sectores de Portete, Alborada y La Prosperina.

En todas estas áreas, denominadas Zonas Seguras, se realizan operativos de control de armas y de revisión de documentos. Esto, según los datos que maneja la Policía sobre los lugares más conflictivos.

Ayer los operativos se concentraron en puntos de las avenidas Barcelona, De las Américas y Orellana. En esta última vía a la altura del Gobierno Zona de Guayaquil, ex Ministerio del Litoral, la Policía detuvo el tránsito para revisar los portamaletas y el interior de los carros.

Más de una docena de gendarmes realizan la tarea, en tres turnos diarios. El personal para el efecto se incrementará desde la próxima semana con la incorporación de los 500 nuevos policías asignados para esta jurisdicción. “Estos ‘megaoperativos’ serán continuos en la mañana, la tarde y la noche, con más presencia en lugares públicos”. Eso indicó ayer el coronel Ramiro Mantilla, nuevo comandante del Distrito Metropolitano de Guayaquil, en la reunión semanal del Consejo de Seguridad de Guayaquil.

Paralelamente, se reforzarán los patrullajes desde las 30 carpas ubicadas en diferentes sectores de la urbe. Esto, frente al reclamo de moradores por la ausencia de los uniformados en ellas. “Haremos un estudio para verificar la efectividad de las carpas, porque el policía está allí solo parado”, dijo Mantilla.

A su parecer, esto no es efectivo ya que el gendarmen solo tiene visibilidad de hasta una cuadra y así pierde la capacidad de prevenir el delito o contrarestarlo. Actualmente, en cada carpa están asignados dos gendarmes, quienes realizan patrullajes continuos en una sola moto.

Para esta labor, se asignará más personal para que los policías cubran en rondas periódicas, de cada cinco minutos, las áreas asignadas a la carpa.

Además, en la sesión de Consejo de Seguridad Ciudadana del Guayas, el gobernador Roberto Cuero, recordó el caso de la niña que fue herida con 17 puñaladas por su padrastro, en un supuesto intento de violación.

El Gobernador aseguró que se debe trabajará en marcar una hoja de ruta para contrarrestar la violencia intrafamiliar. Dijo sentirse alarmó al ver que entre enero y febrero hubo 1 455 denuncias con relación a estos casos.

Por ello, iniciará reuniones con representantes de la Comisaría de la Mujer, de fundaciones como María Guare, la Fiscalía, los ministerios de Inclusión Social y Salud. “Hay que trabajar muy fuertemente en valores. Es muy importante que la ciudadanía denuncie”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)