13 de July de 2012 00:03

La Policía reforzó controles un día después del asesinato de Chiriboga

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La motocicleta negra se estacionó junto a la acera de la avenida De la Cultura, centro de Manta (Manabí). El policía le pidió al chofer que le mostrara la cédula y la licencia y le realizó un cacheo para comprobar que no portara armas.

A escasos 5 metros, otro hombre detuvo una camioneta negra y los uniformados inspeccionaron que en esta tampoco haya armas de fuego. Los uniformados revisaron debajo de los asientos, en el balde y en la guantera.

Los controles policiales en Manta se incrementaron un día después del asesinato del presidente de la Junta Cívica de esa ciudad, Lenin Chiriboga. Según testigos, dos armados dispararon desde una moto contra la víctima, mientras se movilizaba en una camioneta junto a su esposa y un niño.

El operativo de ayer se realizó en los cuatro accesos a Manta y en cinco puntos internos. Intervinieron 100 uniformados, pero hasta la semana pasada operaban 75.

¿La Policía solo reacciona cuando hay hechos violentos? En junio del año pasado, tras el asesinato de Luis J. en las afueras de su vivienda, en el barrio La Pradera, los cuerpos élite llegaron solo después del ataque. Esto ocurrió pese a que un día antes del asesinato desconocidos dinamitaron la casa de la víctima y, al siguiente día, dos sicarios lo acribillaron a quemarropa cuando limpiaba los escombros que quedaron.

Tras ese crimen, la Policía montó lo que ellos denominaron “megaoperativo”, con los 60 uniformados de la UPC del barrio La Pradera y grupos élite.

En ese entonces, los agentes patrullaron los estrechos callejones del sector y pocos vecinos se atrevían a salir. Únicamente miraban por las ventanas. “Aquí esperan que se mate a la gente para que los agentes lleguen. Me pregunto a quién o a quiénes vienen a buscar. Los que asesinaron ya no van a estar aquí...”, cuestionó un comerciante de esa zona.

Tras conocer la muerte de Chiriboga, incluso las autoridades del Ministerio del Interior se movilizaron la noche del miércoles a Manta. Javier Córdova, viceministro de esa Cartera de Estado, se reunió con las autoridades de la Policía de Manabí, empresarios y con los socios del Sindicato de Choferes de Manta. “Estamos en plena investigación, no podemos adelantar información para que los policías especializados en Inteligencia puedan realizar su trabajo”, señaló el funcionario.

Al igual que en la muerte de Luis J., en esta ocasión la Policía dispuso la movilización de personal de élite para indagar el caso.

Así lo confirmó el general Wilson Alulema, jefe de Estado Mayor, quien ordenó que los investigadores “de mayor experiencia en homicidios” busquen pistas.

Los 43 crímenes que se registran desde enero en Manta, Montecristi y Jaramijó mantienen en zozobra a la población. El alcalde de Manta, Jaime Estrada, admite que la gente está conmocionada.

“Vamos a salir adelante. Estas acciones de personas, que están fuera de la ley, se combatirán con la lucha de un pueblo que quiere vivir en tranquilidad y sobre todo trabajar, para seguir progresando”. El Municipio tiene previsto hoy izar las banderas del Ecuador y Manta a media asta.

También dijo que apoyará la marcha para insistir en el fortalecimiento a los grupos de élite de la Policía en el cantón y en contra de la violencia. Esta se realizará a las 15:00 del martes próximo. Quienes deseen participar en la manifestación deberán vestir camiseta blanca y crespones negros.

La presidencia de la Junta Cívica de Manta fue asumida por Ricardo Delgado, quien era el vicepresidente. “Vamos a salir a caminar por las calles de la ciudad para decirle al país que Manta es una ciudad de paz. Queremos seguir aportando al progreso del puerto y parar la violencia”.

Los vecinos piden más seguridad. “Este es el ejemplo de los problemas en los que vive la ciudad”, se lamentaba un hombre, cuando se refería al crimen y a la balacera, la noche del miércoles.

La Policía dice tener pistas

Las fotografías de cinco personas (cuatro hombres y una mujer) son las evidencias que la Policía dice tener para investigar el crimen. Otra supuestas pista que tiene Inteligencia es una denuncia de asalto que Lenin Chiriboga presentó hace dos meses en la Fiscalía. En esta, él señaló que cuatro armados llegaron a las oficinas del Sindicato de Choferes y amedrentaron a las personas que estaban allí para llevarse una “alta suma de dinero”.

Informes oficiales de la Policía Judicial señalan que hasta el 2010, Manabí estaba en el cuarto puesto entre las provincias con mayor número de muertes violentas (279 casos en ese año).

Desde el 2011 hasta el primer trimestre de este año, esa jurisdicción pasó a segundo lugar, solamente superada por Guayas.

El año pasado, en Manabí hubo 284 casos y entre enero y marzo de este año sumaron 63 hechos.

El último informe de las Naciones Unidas revela un aumento en la tasa de homicidios en Ecuador y señala que al 2008, por ejemplo, era de 21 muertes por cada 100 000 habitantes.

No obstante, en el denominado ‘Estudio del homicidio en el Ecuador 2010- 2011’, levantado por la Policía, se dice que en el 2008, la tasa era de 18,8 por 100 000 habitantes y que para el 2010 bajó a 18,5. Incluso se dice que para el 2011 tuvo una caída importante hasta ubicarse en 16,2.

El control a las motocicletas

Los controles de los uniformados en la avenida De la Cultura continuaron hasta el mediodía.

Ellos paraban a los vehículos que llevaban vidrios polarizados y pedían los documentos de los conductores de los automotores.

Un taxista que circulaba por el lugar se percató de que la mayoría de uniformados son nuevos en la ciudad. “Se nota que son jóvenes. Es bueno que revisen, especialmente que pidan papales a quienes circulan en motocicletas. Muchas veces ni las placas tienen colocadas”, relató Justino C.

Ese es uno de los problemas que afronta Manta por la inseguridad. En julio del año pasado, 11 ediles del Concejo Municipal analizaron en primera instancia la Ordenanza que restringe a uno el número de ocupantes que pueden viajar en una motocicleta.

En la exposición de motivos, fueron gravitantes dos hechos de violencia que causaron conmoción en ese puerto de Manabí. En estos, según las autoridades, se utilizaron esa clase de vehículo.

No obstante, una marcha que dos meses después realizaron 1 500 motociclistas fue determinante para que la Ordenanza no se aprobara. Por eso, en este momento aún se pueden movilizar dos o más personas en ese tipo de automotores. Frente a ese problema, ayer el concejal Pedro Loaiza dijo que para retomar ese tema hay que esperar que se resuelva un amparo que puso la organización de motorizados de Manta.

Mientras tanto, la disposición municipal se socializa.

El funeral de Chiriboga

El entierro del dirigente manabita Lenin Chiriboga es hoy, en horas de la tarde. Se esperaba el arribo de familiares que residen en Estados Unidos.
 
La esposa  de Chiriboga fue trasladada a un centro de salud  de otra ciudad. El médico que la atiende explicó que por el impacto de bala en su  abdomen  tiene una complicación por deficiencia de irrigación en las arterias y que estará en observación.
 
El menor de 4 años  también fue llevado a  un centro asistencial especializado. El pequeño presenta un problema “raquídeo medular”, dijo el galeno. Esto afecta a la movilidad del lado derecho de su cuerpo por el impacto de bala en la zona cervical.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)