1 125 afiliados con VIH/sida recibirán antirretrovir…
Deportistas y autoridades lamentan el asesinato de Á…
La precariedad del trabajo remunerado del hogar se p…
Población estudiantil venezolana está presente en 19…
La inseguridad preocupa a los vecinos de La Carolina
La conservación de bienes del patrimonio no despega …
La vacuna anticovid-19 también divide a familias
El atleta olímpico Álex Quiñónez fue asesinado en Guayaquil

Policía y Fiscalía procesan a dos personas por crimen de marino en el sur de Guayaquil

Imagen referencial. La Fiscalía del Guayas procesa a dos personas implicadas en el crimen de un marino y un expolicía. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial. La Fiscalía del Guayas procesa a dos personas implicadas en el crimen de un marino y un expolicía. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial. La Fiscalía del Guayas procesa a dos personas implicadas en el crimen de un marino y un expolicía. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Luego de cinco meses del asesinato del cabo segundo de la Marina Hjalmar Filmar Z. la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) junto a la Fiscalía del Guayas, procesa a dos personas implicadas en el crimen.

Los acusados fueron detenidos el pasado 18 de mayo de 2018 por tenencia ilegal de armas, ocho días después del crimen. Tenían en su poder dos pistolas calibre 9. El mayor Germán Acosta, jefe subrogante de la Dinased en Guayaquil, señaló que las armas fueron sometidas a pruebas especializadas en el laboratorio de Criminalística.

Con los análisis se determinó que fueron las mismas pistolas que se usaron en el crimen del marino. También que sirvieron para acabar con la vida de Luis Antonio M A y Aníbal S, un expolicía. Ambos fueron asesinados en las calles Roberto Serrano y Domingo Comín, sur del Puerto Principal, el pasado 26 de enero de 2018.

Acosta sostuvo que en el crimen del marino aún se maneja la hipótesis de problemas interpersonales. Comentó que la víctima tuvo una discusión días anteriores con otra persona.

En el caso del expolicía y el copiloto, la hipótesis que maneja la Policía es un presunto ajuste de cuentas por pelea de territorio de microtráfico.

El jefe policial agregó que el vehículo usado para ambos asesinatos tenía las placas clonadas y estaba reportado como robado.

Suplementos digitales