La Policía decomisó 55 toneladas de cloruro de calci…
COE Cantonal de Guayaquil mantiene el uso de mascari…
El presunto narco, alias Leandro, está en la cárcel …
¿Cómo saber si estoy en central de riesgo? Opciones …
Día de la Hamburguesa: 4 recetas para disfrutarla en Ecuador
Cancillería: ‘Remitiremos de inmediato pedido …
Ciudadanos colombianos en Quito votarán en el colegi…
Putin dispuesto a exportar cereales de Ucrania

Policía ecuatoriana inicia campaña de prevención de juegos pirotécnicos

La campaña tiene como fin evitar accidentes y víctimas por el uso y manipulación irresponsable de material pirotécnico, señaló la Policía Nacional. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La campaña tiene como fin evitar accidentes y víctimas por el uso y manipulación irresponsable de material pirotécnico, señaló la Policía Nacional. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La campaña tiene como fin evitar accidentes y víctimas por el uso y manipulación irresponsable de material pirotécnico, señaló la Policía Nacional. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Policía de Ecuador inició este miércoles, 21 de noviembre del 2018, una campaña de prevención denominada ‘Los explosivos tipo pirotécnicos NO son juego de niños’, que busca evitar el uso de este tipo de materiales y decomisar la venta ilegal de los fuegos de artificio.

En el marco de esta campaña, el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), realizará ferias lúdicas para capacitar a niños de escuela sobre el peligro que suponen los juegos pirotécnicos, informó la Policía en un comunicado.

“Estas ferias de prevención se realizan paulatinamente a finales de noviembre y empezado el mes diciembre, justamente por las diversas festividades en donde se suelen utilizar este tipo de materiales explosivos”, precisó el texto.

La campaña comprende una primera fase de prevención que se realizará mediante capacitaciones a servidores policiales como intendentes y comisarios, así como a estudiante y maestros.

La segunda fase de control abarca operativos y decomisos del material que genere riesgo para la ciudadanía, y una última fase de evaluación en la que se analizarán los resultados obtenidos durante la campaña.

En el mundo, los equipos antiexplosivos “tienen el deber de concienciar a la ciudadanía sobre el uso responsable de materiales peligrosos, capacitando sobre su peligrosidad”, aseguró la Policía.